viernes, 8 de octubre de 2021


No se cómo se debió de sentir Ulises cuando llegó a la dichosa Ítaca, pero si lo importante estaba en el camino... jodo.... vida de perros para llegar sabio al final (no está mal), pero no como la de su perro Argos precisamente, él vivió pancha arriba hasta que volvió a ver a su amo y ese mismo día decidió morirse, su camino fue mantenerse vivo por un sentimiento de lealtad, un merdé de viaje vital (según como se mire). Curioso camino el de los perros, la inconsciencia consciente que les permite ser felices y regalar amor mecánicamente, mientras se lamen sus heridas de vez en cuando. Sus viajes se ven en sus ojos, es lo que más me gusta de ellos... sin un solo gesto corporal, sin necesidad de nada más, se muestran con toda su sabiduría sin esperar a su final, ya sabes lo que les ha pasado porque les pasa todos los días. Cuanta humildad. Pero.... ¿alguien se ha parado a pensar en el viaje/camino de Penélope? no se... Ulises para aquí... Ulises para ahí.... que si sorteando lestrigones por la mañana y por la tarde un poquito más... (ojo que no estaba de vacaciones, estaba de viaje).

Caminante....no hay camino, se hace camino al andar. Claro que sí. Hay muchos caminos, que se lo digan al caballero de la triste figura o a su querido acompañante, redondo de tanto pan con queso a lo pobre, perennemente. ¿Quién ha dicho Sancho?

Pensemos en el de Penélope, los opuestos reflejan muchas veces con más claridad "el otro lado", aunque pocos tengan capacidad para mirarlo bien. Me he dado cuenta que hay náufragos que ostentan el cum laude naufragil mientras desencadenan otros naufragios, así ellos mantienen su "status top" (Ulises es un buen ejemplo, valga la redundancia). Un tipo se pira a la guerra troyana y su mujer "lo espera" durante 10 años largos sin un triste whatsapp y encima.... en una isla, muy bonita sí, pero una isla, entiéndase bien... isla mental, sobretodo. Pero a quien le importa Penélope, a sus vecinos supongo..... Además su Ulises, no nos engañemos.... por ese viaje lo pasa mal, pero también bien (ayyyy Circe... no le convertiste en cerdo porque si no a Homero se le acababa pronto la historia).

Me la imagino en un viaje con psicotrópicos naturales (si hubiera tenido Prozac a saber...), de esos que te los tomas a ojo porque no hay estudios que respalden dosis adecuada, efectos, ni contraindicaciones.... todos sabemos que si machacas un par de plantas y las infusionas o recoges un par de setillas y te haces una tortilla... la vida mejora. Todo por no darle al run run. Oye, es un viaje. Y ella todo el rato repitiéndose... "me dijo que volvería pero que no era seguro claro, que se iba a la guerra, pero me lo dijo". Mantra style. Ep Ep Ep!!

Peneeeeelopeeeee Peneeeeelooppeeeee, no exclamaba Ulises.

¿Porqué? porque si no no hay camino.

Ulises + Ulises = Argos muerto y no hay historia.

 

Ulises.... se te va a morir el perro

miércoles, 13 de junio de 2018


¿Existe mejor historia que la contada en la Odisea?
Tal vez la del Quijote....(un gran náufrago) pero yo me quedo con la de Ulises.
Circe.....ese camino que coges cuando teniendo una meta muy clara, te desvías una temporada gracias a Hermes... y vives.







miércoles, 6 de julio de 2016



VÁMONOS DE VIAJE PAPÁ…

Pero no va a ser como cuando estabas todo el día de aquí para allá trabajando…esta vez va a ser diferente. Vas a venir conmigo y no vas a trabajar ni un día, ni un momento, porque todo lo que hagamos lo haremos porque queremos hacerlo... sin prisa, sin horarios, sin planes estipulados…sin nadie que te diga lo que tienes que hacer….como salga…como a mí me gusta…. Yo te enseñaré y tú me enseñarás.

Quiero que tú veas por mis ojos y yo quiero ver por los tuyos.

Los 12 continentes
Así que haz la mochila, nos vamos… Pero no la cargues mucho porque cuando llevemos un par de meses te darás cuenta de que no necesitas prácticamente nada, de que todo lo que necesitas para el camino no se mete en una maleta. Irás abandonando cosas, tal vez regalándolas… y otras personas irán dándote otras… hasta el punto de que la mirarás un día y pensarás que te sobra; te darás cuenta de que todos ya llevamos una mochila a cuestas. Así que no te preocupes demasiado por eso. Además ya vamos sobre 4 ruedas, todo será más fácil, sobretodo al principio cuando no vayamos por caminos muy pedregosos, después cogeremos el tranquillo y entonces…el polvo que entre por las ventanillas cuando nos haga toser nos hará gracia.

Vamos a adentrarnos en este mundo papá, éste que nos han dividido en doce plantas y que ya tengo estudiado... He pensado que sólo vamos a planear el principio del viaje, luego cuando ya sepamos ir de la mano los dos…iremos donde nos alcance la imaginación, y ya sabes que yo….tengo mucha. Primero iremos a la planta cuarta, a Grecia, a mi país favorito….quiero que conozcas dos colores… el azul (ya no habrá uno igual después) y el blanco y lo que significan…, y que veas y huelas las buganvillas, que veas y sepas como huele un país para que a partir de entonces huelas todos los demás; te enseñaré a jugar a “la tabla” (eso sí que lo pongo en mi mochila antes del camino…) y muchos atardeceres los pasaremos apostando quien gana a 15 puntos. Conocerás la hospitalidad griega….a ti papá como a mí, te caerán muy bien, lo sé. Llegaremos al mar….y en sus playas no querrás cerrar los ojos ni un segundo…ni uno…. para que su recuerdo se quede para cuando te haga falta cerrarlos de verdad, después, por el camino. Es un truquito que yo empleo de las cosas bonitas de la vida..... Pero también te lo digo papá….en los momentos que necesites cerrarlos, ciérralos, pero pasado un tiempo te darás cuenta de que no quieres hacerlo… te darás cuenta que lo que ves cuando no los cierras, te hace saber dónde estás, quien eres….y la suerte que tienes. Aprenderemos a que el silencio es un regalo y que te deja oírlo todo mucho mejor…. muchas veces no necesitaremos decirnos nada, porque nos daremos cuenta que muchas veces hablar no es necesario…..y nuestros silencios se convertirán en un tesoro que nadie entenderá más que nosotros dos.

Creo que después nos tocará ir a la tercera planta, pero ¡eso es genial papá! Porque como aún será verano y esa planta está cerquita de Asía podemos ir a Filipinas… Sé que vas a protestar porque no te gusta meterte en un avión…te da miedo, pero yo te ayudaré, te prometo darte la mano desde el principio hasta el final… Ahí, en Filipinas descubrirás el fondo del mar….nos pondremos unas gafas y buscaremos alguna tortuga con la que poder nadar… ya lo verás… son tan simpáticas… cuando estas hundido, sobre ellas, levantan siempre la cabeza, te miran y nadan hacia arriba con todas sus fuerzas, se levantan. Y nadarás entre un montón de peces únicos… de colores que jamás has visto….entre jardines de corales espectaculares…y te creerás que estás metido en un sueño… en un mundo dentro de otro mundo. Esas imágenes se te quedarán en la retina para siempre… pero no todo es bonito en Filipinas papá, ni mucho menos, ya te lo avisé antes de ir…aquí el camino se irá haciendo más duro… se irá haciendo pedregoso…te sentirás a menudo cansado y para ir de un sitio a otro necesitaremos mucha paciencia, sentirás como un minuto parece una hora…y un día un año y que nunca llegas adonde quieres. Habrá momentos que decaeremos, pero nos levantaremos, porque otra opción, no existe. Te enfadarás y murmurarás, te conozco, pero te haré reír (que eso lo sé hacer). Nos ayudará la gente en el camino….lo sé…
Aprenderemos un montón sobre el tiempo, empezaremos a notar que fluimos con él…y ya no lucharemos contra lo que no podemos, sino que lucharemos por lo que de verdad queremos alcanzar.

A partir de aquí papá, ya no sé a qué planta viajaremos… nos dará igual…la primera, que la tercera, que la quinta…a partir de aquí…habremos aprendido a caminar y todo lo que nos dé el camino (bueno y malo) lo viviremos porque la vida nos habrá enseñado sus dos caras. Por eso pediré que sea largo….como dice Kavafis en su Ítaca…un viaje lleno de experiencias en el que ya no nos den miedo ni los lestrigones ni los cíclopes y los dos….lleguemos a nuestra Ítaca propia…

La tuya diferente a la mía y la mía diferente a la tuya, pero en cualquier caso papá… los dos llegaremos al final más sabios… y sea cual sea… podremos mirarlo de frente.

Yo ya he hecho la mochila…


NO
domingo, 3 de julio de 2016

-------------------------------------------------------------------------------------------
Mi padre padece simultáneamente dos cánceres, cada uno independiente del otro. 
Cada uno avanza de diferente forma....uno de ellos ya le ha causado metástasis ósea.
-------------------------------------------------------------------------------------------
Mi padre falleció el 4 de febrero de 2018. Llegó a una de sus ítacas después de un viaje lleno de lestrigones y tormentas. Mi padre creció inmensamente durante su enfermedad , voló sin poder caminar (estuvo encamado 20 meses) y nos enseño a llorar en la meta, nunca en el camino. Fue de todo menos un naufragio.
Finalmente este texto no se lo leí en vida, nos dijimos cosas todavía mejores y no me dejé nada por decirle, absolutamente nada. Esta carta sí la leí en su funeral.

 

Copyright 2010 Historias de Naúfragos y Naufragios.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.