miércoles, 6 de julio de 2016



VÁMONOS DE VIAJE PAPÁ…

Pero no va a ser como cuando estabas todo el día de aquí para allá trabajando…esta vez va a ser diferente. Vas a venir conmigo y no vas a trabajar ni un día, ni un momento, porque todo lo que hagamos lo haremos porque queremos hacerlo... sin prisa, sin horarios, sin planes estipulados…sin nadie que te diga lo que tienes que hacer….como salga…como a mí me gusta…. Yo te enseñaré y tú me enseñarás.

Quiero que tú veas por mis ojos y yo quiero ver por los tuyos.

Los 12 continentes
Así que haz la mochila, nos vamos… Pero no la cargues mucho porque cuando llevemos un par de meses te darás cuenta de que no necesitas prácticamente nada, de que todo lo que necesitas para el camino no se mete en una maleta. Irás abandonando cosas, tal vez regalándolas… y otras personas irán dándote otras… hasta el punto de que la mirarás un día y pensarás que te sobra, y te darás cuenta de que todos ya llevamos una mochila a cuestas. Así que no te preocupes demasiado por eso. Además ya vamos sobre 4 ruedas, todo será más fácil, sobretodo al principio cuando no vayamos por caminos muy pedregosos, después cogeremos el tranquillo y entonces…el polvo que entre por las ventanillas cuando nos haga toser.... nos hará gracia.

Vamos a adentrarnos en este mundo papá, éste que nos han dividido en doce plantas y que ya tengo estudiado... He pensado que sólo vamos a planear el principio del viaje, luego cuando ya sepamos ir de la mano los dos…iremos donde nos alcance la imaginación, y ya sabes que yo….tengo mucha. Primero iremos a la planta cuarta, a Grecia, a mi país favorito….quiero que conozcas dos colores… el azul (ya no habrá uno igual después) y el blanco y lo que significan…, y que veas y huelas las buganvillas, que veas y sepas como huele un país para que a partir de entonces huelas todos los demás; te enseñaré a jugar a “la tabla” (eso sí que lo pongo en mi mochila antes del camino…) y muchos atardeceres los pasaremos apostando quien gana a 15 puntos. Conocerás la hospitalidad griega….a ti papá como a mí, te caerán muy bien, lo sé. Llegaremos al mar….y en sus playas no querrás cerrar los ojos ni un segundo…ni uno…. para que su recuerdo se quede para cuando te haga falta cerrarlos de verdad, después, por el camino. Es un truquito que yo empleo de las cosas bonitas de la vida..... Pero también te lo digo papá….en los momentos que necesites cerrarlos, ciérralos, pero pasado un tiempo te darás cuenta de que no quieres hacerlo… te darás cuenta que lo que ves cuando no los cierras, te hace saber dónde estás, quien eres….y la suerte que tienes. Aprenderemos a que el silencio es un regalo y que te deja oírlo todo mucho mejor…. muchas veces no necesitaremos decirnos nada, porque nos daremos cuenta que muchas veces hablar no es necesario…..y nuestros silencios se convertirán en un tesoro que nadie entenderá más que nosotros dos.

Creo que después nos tocará ir a la tercera planta, pero ¡eso es genial papá! Porque como aún será verano y esa planta está cerquita de Asía podemos ir a Filipinas… Sé que vas a protestar porque no te gusta meterte en un avión…te da miedo, pero yo te ayudaré, te prometo darte la mano desde el principio hasta el final… Ahí, en Filipinas descubrirás el fondo del mar….nos pondremos unas gafas y buscaremos alguna tortuga con la que poder nadar… ya lo verás… son tan simpáticas… cuando estas hundido, sobre ellas, levantan siempre la cabeza, te miran y nadan hacia arriba con todas sus fuerzas, se levantan. Y nadarás entre un montón de peces únicos… de colores que jamás has visto….entre jardines de corales espectaculares…y te creerás que estás metido en un sueño… en un mundo dentro de otro mundo. Esas imágenes se te quedarán en la retina para siempre… pero no todo es bonito en Filipinas papá, ni mucho menos, ya te lo avisé antes de ir…aquí el camino se irá haciendo más duro… se irá haciendo pedregoso…te sentirás a menudo cansado y para ir de un sitio a otro necesitaremos mucha paciencia, sentirás como un minuto parece una hora…y un día un año y que nunca llegas adonde quieres. Habrá momentos que decaeremos, pero nos levantaremos, porque otra opción, no existe. Te enfadarás y murmurarás, te conozco, pero te haré reír (que eso lo sé hacer). Nos ayudará la gente en el camino….lo sé…
Aprenderemos un montón sobre el tiempo, empezaremos a notar que fluimos con él…y ya no lucharemos contra lo que no podemos, sino que lucharemos por lo que de verdad queremos alcanzar.

A partir de aquí papá, ya no sé a qué planta viajaremos… nos dará igual…la primera, que la tercera, que la quinta…a partir de aquí…habremos aprendido a caminar y todo lo que nos dé el camino (bueno y malo) lo viviremos porque la vida nos habrá enseñado sus dos caras. Por eso pediré que sea largo….como dice Kavafis en su Ítaca…un viaje lleno de experiencias en el que ya no nos den miedo ni los lestrigones ni los cíclopes y los dos….lleguemos a nuestra Ítaca propia…

La tuya diferente a la mía y la mía diferente a la tuya, pero en cualquier caso papá… los dos llegaremos al final más sabios… y sea cual sea… podremos mirarlo de frente.

Yo ya he hecho la mochila…


NO
domingo, 3 de julio de 2016

-------------------------------------------------------------------------------------------
Mi padre padece simultáneamente dos cánceres, cada uno independiente del otro. 
Cada uno avanza de diferente forma....uno de ellos ya le ha causado metástasis ósea.

viernes, 25 de enero de 2013



Me parto de asco.
Bueno... no voy a ser tan brutalmente gráfica (a pesar de que estoy "desdencadenada" tarantinamente).
Como me comentaba AnnieHall en twitter hay pueblos de nuestra querida España que todavía viven en el XIX.
Evidentemente, no me escandaliza el mundo fúnebre y las tradiciones que entorno a el se han dado y siguen dando por los pueblos de nuestra tierra, sabiendo además que muchas de ellas están ancladas por tradición a nuestra cultura; pero algo si me ha molestado, y si sois avispados marca el título de la entrada.

El miércoles por la noche murió mi padrina (mi abuela, la madre de mi padre).



Mi abuela, que ha pasado sus últimos años de vida en Barcelona con mi tita (su hija) en uno de esos barrios que están pegados a la ciudad condal que son como ciudades (igual son ciudades, no lo se); ha querido enterrarse en el pueblo que le acogió cuando de Barbastro, terminó por los designios e infortunios de la vida, en Ilerda.
Ahí, en Ilerda, conoció a la mejor persona que yo he conocido nunca, mi padrí y después de varios años viviendo en la capital de provincia, se marcharon a un pueblo que hay cerca, cuyo nombre voy a omitir para joder a los buscadores tarados de google.
Mi padrí y toda su familia es de Ilerda, Ilerda, Ilerda y arrabales.
Se cierra un ciclo, vuelven a estar juntos.
Mi padri murió en 1991 y para mi fue un dolor insoportable.
Tengo muchos recuerdos del pueblo con mi padrí, mi hermana Sunsun y la Vinga (su tekel negro).


Llevábamos bañador porque nos duchaba mi padri con la manguera cuando hacia calor en el terrat. Sobra decir que era genial.

Mi padrí fue albañil, como su padre, es sus ratos no guerreros y revolucionarios; y soldado en el bando republicano en la guerra civil, cautivo un tiempo, después exiliado y retornado.
Sindicalista y activista dentro de la CNT.
Pero sobretodo fue abuelo. El mejor.
Mi padrina fue la costurera del pueblo.
Recuerdo mi infancia entre patrones y tizas de marcar.
Eran pobres, muy pobres.
Nunca, en toda su vida tuvieron una propiedad, sólo el Ford Fiesta de mi abuelo sobre el que aprendí todas las palabrotas del mundo mundial.
Al principio cuando llegaron de Ilerda al pueblo vivieron en un molino cerca del pueblo.

Dejemos la vida familiar... porque da para un libro.

Capitulo I: La iglesia.

Cuando hoy he llegado al pueblo hacia muchos años que no lo había pisado, los recuerdos se han agolpado de sopetón y me he sorprendido sabiendo llegar a la iglesia sobre mis pasos, a la primera.
Mi padrina, a pesar de todo, iba a misa y berreaba las canciones del cantoral (si... yo tampoco lo entiendo, creo que era porque le gustaba mucho cantar y hacer flanes gigantes de huevo los domingos... ñam... qué buenosssss).
Mi padri no iba, claro.

Bien.... ha llegado el coche fúnebre desde la ciudad condal y nosotros que ya llevábamos todo el familión saludándonos fuera, hemos empezado a organizarnos.
El cura nos ha hecho ponernos detrás del féretro ordenándonos entrar en la iglesia cuando lo entraran.
Casualmente mi padre, mi tiet (su hermano) y yo (creo que mi hermana Sunsun también estaba cerca) eramos los primeros pegados junto al féretro.
El cura (que no era catalán y ha dado patadas a todas las lenguas que ha intentado hablar... predominando el catalanocastellano - que horror de misa-) suelta: los hombres a la derecha, las mujeres a la izquierda.
¿¿¿¿¿Perdooonnnnnnnnn???? Menos esnifar el olor de las velas cuando se apagan, buen hombre.
Papa... (lo tengo al lado), non ti preocupare, me voy a sentar donde me de la gana... no mejor.... ¡¡en la izquierda!!.
Dando ejemplo, los demás se han sentado donde les ha dado la gana.
Que si, que si... una tradición y todo lo que me digáis, pero yo me siento donde me da la gana que para eso soy invitada en la casa del Señor, no del cura.

Empieza la misa....
El cura empieza con la siguiente frase la homilía: "quiero dar la bienvenida a todos los ateos, agnósticos, no creyentes, no practicantes y no cristianos, porque estáis haciendo un acto de caridad".
¿Tengo que comentar esto? Vale bien... no se si sabe la historia de mi familia padrinistica... igual si era apropiado, no se, tal vez un detalle, no se como se habrá interpretado, aún no he hecho forum.
Pero... luego en mitad de su sermón, e incluso en una cuña al final de la misa, comenta en varias ocasiones que los cristianos están siendo aniquilados por otras "gentes" en otros países y que tenemos que luchar.
¿Qué pinta eso en el funeral de mi padrina?
Creo que tampoco voy a comentar esto.

El idioma ha sido propio y se le ha entendido como el culo.

Al final coge el micro y dice: "por cuestiones logísticas los de las primeras bancadas que se queden quietos y todo el resto que vaya pasando desde la derecha a la izquierda".
Veo a todo el pueblo levantarse y hacer fila.... ¡¡para darnos el pésame!!
Adiósssssss, he salido de la iglesia.

Nota: en Ilerda capital esto no pasa.

Ahora viene lo mejor.
Capitulo II: El entierro.

No es lo mejor evidentemente, entierro a mi abuela y estaba con una congoja tremenda; es que como muchas veces he contado aquí en el blog con otros acontecimientos varios, ha dado lugar a suceder otro de mis infortunios... y creo que este estaría en un top ten, puesto 1 o 2.

Mi primera sorpresa es que ya hay dos cementerios en el pueblo y mi padrina fue la primera que se compró un nicho en el nuevo. Cosas de la muerte y el descanso eterno.
Hay que coger el coche para ir al cementerio nuevo, está lejos; así que vamos llegando todos poco a poco.
El cementerio es realmente espacioso rodeado de bancales y campos de cultivo.
El sitio es bonito, me gusta.

Todos ya reunidos y por mi manía de estar siempre cerca para coscarme de todo, veo que al lado del nicho de mi abuela, el número 1, hay un nido de avispas.
Mis sobrinas segundas temen acercarse y yo les digo que no se preocupen que no hacen nada si no se sienten amenazadas. Menos mi padre, mi tiet, mi tita y varias personas más, todo el mogollón está mas alejado, y yo estoy en un punto medio, sola.
Mi tía saca rosas como para un.... funeral y empieza a repartirlas.

No os miento si pensaba que estaba a una distancia prudencial del avispero. Además he pensando..... es enero coñe, no suelen picar ahora ¿no?
Las rosas... el jaleo... realmente revoloteaban muchas...

Tranquilamente con mi rosa roja en la mando que me ha dado mi tía, observo el trabajo del albañil tapando el nicho. Mi tía me comenta que hace 10 años que mi padrina les dio una foto para su lápida, palidezco.

Así sola entre los hijos de mi padrina pegados al nicho y el mogollón de todo el mundo que tengo detrás, estoy yo.
Es importante este dato, puesto que estaba en el punto de mira de todo el mundo que miraba en dirección al nicho y me encontraba a mi a mitad de camino en su campo visual.
De repente oigo un ZZZ ZZZZ ZZZZ demasiado cerca del oído pero no veo nada...
Habrá una avispa u abeja cerca (no estoy para comprobaciones) , yo quietica.
ZZZZ ZZZZ ZZZ y mi pelo se empieza a mover con un movimiento nada natural.
Joderrrrr una avispa se ha enredado en mi pelo.
NO, es un entierro, no grites... empieza a dar pasos atrás y mueve un poco el pelo para que la avispa se libere y no haya daños ni perjuicios para nadie.
Empiezo a hacer movimientos de cabeza pelisticos sin manos.
La avispa se asusta y empieza a atusarme el pelo sin compasión a lo que yo empiezo a mover la melena como si hubiera sido una heavy de toda la vida.

De repente lo que no quería que pasara: ¡¡¡¡¡aguijonazooooo en toda la cabeza!!!!
Empiezo a andar con los brazos por delante sin ver nada por el pelo y mis tíos maternos se percatan del tema y vienen a socorrerme. Uno de ellos con un par, me desmaraña el pelo, encuentra la avispa y la espachurra con sus dedos, dejándomela de adorno en mis greñas para la posteridad (luego me la he encontrado muerta entre el pelo, la he puesto en una servilleta y la tengo por si es necesaria para un antídoto futuro).
Noto un dolor en la cabeza que augura mareo.
Veo a mis tíos maternos opinando todos sin mover un dedo y al único aguerrido coger barro de la tierra escarbada de uno de los pinos del cementerio que estaba recién regado y me lo emplasta en el pelo.
Yo pensando.... ¿esto no se hace cuando se extrae el veneno de las picaduras?
No voy a discutir, total ya tengo el barro en la cabeza.

Me duele mucho, rebusco en el bolso. No soy naturista.
Encuentro un antihistaminico para la rinitis (si, tengo varias cosas como todos) y me amorro a una aixeta (válvula de agua) que tiene el enterrador donde tiene sus bártulos y de la que ya me había percatado antes.
Después de tomar el antihistaminico me pregunto si el agua será potable.
Qué mas da, total ya la he bebido.

Yo a mi rollo con mis apaños oigo que se corre la voz y que la gente se va enterando...
Oigo comentarios en plan "ahh yo pensaba que movía el pelo porque le molestaba algo" y varias teorías más (que haya 40 avispas alrededor no da para una).
Viene mi tiet, (hermano de mi padre, hijo de mi padrina) hombre de campo por el que he vivido momentos entrañables en su masia con su gran higuera.
"Esto te lo soluciono yo ahora mismo. Hay que hacer un buen barro y no lo que llevas (mi estilo eduardo-manoestijeras no le molaba), vamos al bancal de melocotoneros de aquí al lado y escarvamos la tierra tierra, y luego en la aixeta hacemos barro".
Me presto sin inmutarme, me hace un plastón de barro que me pone orgulloso y con el que he vuelto en el coche hasta la capital del vendaval.

Decir tengo que a pesar del antihistaminico he tenido mareos, sigo con dolor de cabeza (además de en el picotazo) y a punto he estado de estucamientos gástricos varios en mi línea (Hermes sabe lo estilosa que soy).
En mi cama ya, he dormido 2 horas y pico al regresar, he caído como un saco lleno, y por eso ahora estoy escribiendo este chorizo sin sueño.

Rematadera: viene mi madre entre todo el mogollón y me dice.... NO, llevas todo el culo del plumífero manchado.
Jajajajajjajaja ala que si mamá...
Que si que si NO.


¡¡¡¡¡¡¡COYONSSSSSSSSSSSSS!!!!!!!!
Resulta que el asiento del coche de mi hermano estaba manchado de no se qué producto.....

Ayyyyy que raticos pasa una.


domingo, 14 de octubre de 2012


Hoy terminan las fiestas del Pilar, de hecho estoy escribiendo mientras oigo los fuegos artificiales de fondo, en una tarde la mar de lluviosa.
Si algo tengo que destacar, además de las risas con Cacho y Hermes, que han sido abundantes, es el tributo que se llevó a cabo en los 25 años de aniversario del lanzamiento del primer disco de Más Birras (Al Este del Moncayo), dentro del marco de estas fiestas.

No exagero... lloré.



 
 
 

Copyright 2010 Historias de Naúfragos y Naufragios.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.