Mostrando entradas con la etiqueta Naúfragos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Naúfragos. Mostrar todas las entradas

miércoles, 6 de julio de 2016



VÁMONOS DE VIAJE PAPÁ…

Pero no va a ser como cuando estabas todo el día de aquí para allá trabajando…esta vez va a ser diferente. Vas a venir conmigo y no vas a trabajar ni un día, ni un momento, porque todo lo que hagamos lo haremos porque queremos hacerlo... sin prisa, sin horarios, sin planes estipulados…sin nadie que te diga lo que tienes que hacer….como salga…como a mí me gusta…. Yo te enseñaré y tú me enseñarás.

Quiero que tú veas por mis ojos y yo quiero ver por los tuyos.

Los 12 continentes
Así que haz la mochila, nos vamos… Pero no la cargues mucho porque cuando llevemos un par de meses te darás cuenta de que no necesitas prácticamente nada, de que todo lo que necesitas para el camino no se mete en una maleta. Irás abandonando cosas, tal vez regalándolas… y otras personas irán dándote otras… hasta el punto de que la mirarás un día y pensarás que te sobra, y te darás cuenta de que todos ya llevamos una mochila a cuestas. Así que no te preocupes demasiado por eso. Además ya vamos sobre 4 ruedas, todo será más fácil, sobretodo al principio cuando no vayamos por caminos muy pedregosos, después cogeremos el tranquillo y entonces…el polvo que entre por las ventanillas cuando nos haga toser.... nos hará gracia.

Vamos a adentrarnos en este mundo papá, éste que nos han dividido en doce plantas y que ya tengo estudiado... He pensado que sólo vamos a planear el principio del viaje, luego cuando ya sepamos ir de la mano los dos…iremos donde nos alcance la imaginación, y ya sabes que yo….tengo mucha. Primero iremos a la planta cuarta, a Grecia, a mi país favorito….quiero que conozcas dos colores… el azul (ya no habrá uno igual después) y el blanco y lo que significan…, y que veas y huelas las buganvillas, que veas y sepas como huele un país para que a partir de entonces huelas todos los demás; te enseñaré a jugar a “la tabla” (eso sí que lo pongo en mi mochila antes del camino…) y muchos atardeceres los pasaremos apostando quien gana a 15 puntos. Conocerás la hospitalidad griega….a ti papá como a mí, te caerán muy bien, lo sé. Llegaremos al mar….y en sus playas no querrás cerrar los ojos ni un segundo…ni uno…. para que su recuerdo se quede para cuando te haga falta cerrarlos de verdad, después, por el camino. Es un truquito que yo empleo de las cosas bonitas de la vida..... Pero también te lo digo papá….en los momentos que necesites cerrarlos, ciérralos, pero pasado un tiempo te darás cuenta de que no quieres hacerlo… te darás cuenta que lo que ves cuando no los cierras, te hace saber dónde estás, quien eres….y la suerte que tienes. Aprenderemos a que el silencio es un regalo y que te deja oírlo todo mucho mejor…. muchas veces no necesitaremos decirnos nada, porque nos daremos cuenta que muchas veces hablar no es necesario…..y nuestros silencios se convertirán en un tesoro que nadie entenderá más que nosotros dos.

Creo que después nos tocará ir a la tercera planta, pero ¡eso es genial papá! Porque como aún será verano y esa planta está cerquita de Asía podemos ir a Filipinas… Sé que vas a protestar porque no te gusta meterte en un avión…te da miedo, pero yo te ayudaré, te prometo darte la mano desde el principio hasta el final… Ahí, en Filipinas descubrirás el fondo del mar….nos pondremos unas gafas y buscaremos alguna tortuga con la que poder nadar… ya lo verás… son tan simpáticas… cuando estas hundido, sobre ellas, levantan siempre la cabeza, te miran y nadan hacia arriba con todas sus fuerzas, se levantan. Y nadarás entre un montón de peces únicos… de colores que jamás has visto….entre jardines de corales espectaculares…y te creerás que estás metido en un sueño… en un mundo dentro de otro mundo. Esas imágenes se te quedarán en la retina para siempre… pero no todo es bonito en Filipinas papá, ni mucho menos, ya te lo avisé antes de ir…aquí el camino se irá haciendo más duro… se irá haciendo pedregoso…te sentirás a menudo cansado y para ir de un sitio a otro necesitaremos mucha paciencia, sentirás como un minuto parece una hora…y un día un año y que nunca llegas adonde quieres. Habrá momentos que decaeremos, pero nos levantaremos, porque otra opción, no existe. Te enfadarás y murmurarás, te conozco, pero te haré reír (que eso lo sé hacer). Nos ayudará la gente en el camino….lo sé…
Aprenderemos un montón sobre el tiempo, empezaremos a notar que fluimos con él…y ya no lucharemos contra lo que no podemos, sino que lucharemos por lo que de verdad queremos alcanzar.

A partir de aquí papá, ya no sé a qué planta viajaremos… nos dará igual…la primera, que la tercera, que la quinta…a partir de aquí…habremos aprendido a caminar y todo lo que nos dé el camino (bueno y malo) lo viviremos porque la vida nos habrá enseñado sus dos caras. Por eso pediré que sea largo….como dice Kavafis en su Ítaca…un viaje lleno de experiencias en el que ya no nos den miedo ni los lestrigones ni los cíclopes y los dos….lleguemos a nuestra Ítaca propia…

La tuya diferente a la mía y la mía diferente a la tuya, pero en cualquier caso papá… los dos llegaremos al final más sabios… y sea cual sea… podremos mirarlo de frente.

Yo ya he hecho la mochila…


NO
domingo, 3 de julio de 2016

-------------------------------------------------------------------------------------------
Mi padre padece simultáneamente dos cánceres, cada uno independiente del otro. 
Cada uno avanza de diferente forma....uno de ellos ya le ha causado metástasis ósea.

domingo, 18 de marzo de 2012




_______________________Me encantan las personas_______________________

viernes, 13 de enero de 2012

Vale, le he tocado los huevos a alguien.... y no me refiero a tocarlos para dar gustito, parece que ha sido al revés y que he provocado disgusto y malestar, y os puedo asegurar que nada más lejos de mi intención estaba yo de provocar esos sentimientos cuando escribí mi punto de vista.
Me pasa a veces cuando soy sincera, cuando peco de franca.
Algunas personas lo agradecen mucho (parece que es una virtud que abunda poco...) ; y otras personas se sienten ofendidas, porque tu opinión difiere de la suya y creen que les atacas, viéndose obligados a defenderse.
Las dos caras de la misma moneda.
Pero no os voy a engañar, si damos la vuelta a la tortilla (y venga la mula al trigo...), también tengo que decir que yo misma paso del absoluto pasotismo en unos temas (no susceptibilidad), como de ponerme el "tema por bandera" en otros que considero especialmente importantes o injustos (si susceptibilidad).


Me siento un poco mal al saber que tal vez le he hecho pasar algún mal rato..... ésta persona forma parte de mi propia historia y siempre le he respetado, y le tengo estima (aunque él no lo cree... otra cosa que me ha impresionado mucho).
Por un lado entiendo que decir las cosas  directamente de una forma educada pero sin haber preparado a la persona (que no se espera mi opinión en ningún caso), es arriesgado y atrevido.
Vale, me siento mal por él... por el hecho de haberle ocasionado malestar, pero sin embargo, volvería a escribir lo mismo con las mismas palabras (bueno.. tal vez sobraba alguna cosa), porque es realmente lo que pienso y cómo lo pienso.
Hilvané demasiado, lo admito..... (él no quería decir ni la mitad de lo que yo desarrollé), pero hay temas como  el consumo y la moda (la última moda), que sobrevalorados, hacen que me hierva la sangre de una manera candente.

Manifesté mi punto de vista y mi opinión sobre dicho comentario escrito por esta persona; comentario que a simple vista parecía falaz y divertido..... al estilo de hoy voy a poner algo por poner.
Demasiado contenido para no querer decir nada y decirlo todo a medias.
Al leerlo mi cabeza no pudo parar....os lo juro....no puro parar de rular, algunas cosas no encajaban PARA MI y tenía que decirlo.

Hemos arreglado el asunto de la manera más sosa del mundo, medio disculpándonos con la boca pequeña, por escrito; se ha quedado la cosa en tablas (ni para ti, ni para mi) como debía de ser, supongo, pero creo que algo hemos perdido por el camino ambos... un poco más de nosotros mismos.

___________________________ Desastre____________________________

miércoles, 16 de noviembre de 2011


Los celos, un tema…. ¿escabroso? Noooo, un tema igual de inútil que de peligroso.

Necesito soltarlo y ya, porque al final acabaré explotando por algún lado inesperado y de mala manera, sabiendo que eso a ciencia cierta no le va bien a nadie, ni a mí, ni a los que ahogo con la embestida.

Queridas amigas de amigos, novias de ex novios míos (de cuyo nombre, alguno, no quiero ni acordarme), novias y parejas de amigos, amigas de amigos con pretensiones a…. y mujeres en general (no estoy excluyendo a los hombres, pero de momento aún no me ha montado ninguno, ningún show kafkiano respecto a este tema) acordaros de esto: ME TENEIS HASTA ARRIBA. No me interesan para nada vuestros novios y mucho menos mis ex novios, que para eso lo son. No tengo pretensión alguna respecto de lo que consideráis VUESTRO como una posesión inalienable, me la chuflan vuestras parejas (en este sentido) y todas aquellas que no lo son y queréis que sean, que a mí por cierto, me la trae al pario. Lo puedo decir más alto, pero no más claro.

Quiero que penséis que yo no tengo la culpa de haber estado alguna vez con aquellos que ahora son vuestras parejas y que lo fueron mias en mi pasado (más bien lejano), y que entonces ni os conocían; y que cualquier manifestación en contra de mi grácil bondad característica, tolerante y respetuosa con todo el mundo, es una ida de olla vuestra que os tendríais que hacer mirar. No podéis odiarme solo porque una vez salí con vuestros novios o rollos antes que vosotras….eso es de camisa de fuerza y hospital psiquiátrico. Por cierto…¿¿os habéis preguntado que debo de opinar yo, hoy por hoy, de aquellas personas con las que salí anteriormente que están ahora con vosotras?? Porque igual vuestros celos no son solo una manifestación de locura transitoria (o permanente, como la de La Faldatubo), sino una manifestación de lo que usualmente se definiría en el diccionario como = ridículo a más no poder.

Ojos femeninos que me espían a través de las redes sociales y rastreadores web, para ver en que páginas puedo salir y conocer o saber algo de mí, que analizan mis comentarios, mis fotos, que os generáis películas del oeste con ello…. estáis fatal.

Francamente…. ¿no os habéis parado a pensar que el problema lo tenéis vosotras? O tal vez… ¿vuestra no-relación de confianza con vuestra pareja?.

Por otro lado me gustaría destacar y plantear vuestro problema desde un punto de vista desde el cual me apuesto la úlcera que no os habéis planteado antes…. ¿se puede saber quien narices os creéis que soy yo? ¿Una Heidi Klum? ¿Una Gisele bundchen? ¿Una tía irresistible al que todo el mundo le pone la alfombra roja al pasar? ¿Una premio nobel? ¿Una folladora nata? ¿La directora del Club de la Comedia? ……¿¿¿Quién????.

Por el mismo lado pero a la inversa…. ¿¿se puede saber con quién narices os creéis que estáis saliendo?? ¿¿¿Con un George Clooney??? Pues noooo, estáis saliendo con tíos con defectos, como todos, algunos insoportables, otros llevaderos, pero con personas, no con dioses. ¿Os habéis parado a pensar que igual no me interesan ni un pimiento? Y lo peor y más evidente….¿¿¿no os dan los ojos para ver que realmente me interesan un pimiento???.

Y por cierto… ¿os creéis que yo no tengo vida o qué? ¿Que para mí el tiempo no pasa? ¿Que no tengo más recursos amoriles que los anclados en el pasado o en la chorbo agenda? ¿Que no puedo tener otras parejas que no aquellas que ahora disfrutáis? ¿Que tengo gonorrea y los tipos no se me acercan? ¿¿¿o qué???.

Estoy fritita de temas de estos, que como el aceite, me resbalan pero dejan pringue; y que, sin comerlo ni beberlo me veo metida en unos fregados que cualquiera pisa….Chicos, no me jodais, contarles a vuestras parejas que paso de vosotros en este sentido, que interés cero pelotero…que tenéis una relación de amistad (el que aun la conserve) conmigo, y nada más.


Es triste en lo que puede degenerar las cosas llevadas mal….el no hablar, el ocultar cosas que no tienen la mas mínima importancia, pero que generan unos malos entendidos de la leche… (Estos tipos ante el miedo atroz que sus novias les infunden sobre algún posible contacto conmigo, mienten o se callan). Pero aún hay algo todavía peor….perder al que considerabas tu mejor amigo porque éste se ha echado novia y ésta no quiere ni verme (siendo que ella no me conoce ni de una sola conversación).

Por cierto, chicas, que yo soy cornuda como la que más…. Y que cuando el río suena, agua lleva; pero molestaros en averiguar si los celos cuando son FUNDADOS, provienen por actitudes de la chica objeto de vuestros escarnios y aberturas en canal, o por omisiones de vuestras parejas ante más que evidencias. Y antes de coger el sable en plan Kill Bill comprobad y averiguad quien es el que tiene interés por quien…y entonces, solo entonces, sentid celos….o sentiros afortunadas (qué es más inteligente); en caso contrario, plantearos vuestra relación.




Bien, dicho todo esto, habiéndome dirigido directamente a todas aquellas féminas que viven sin vivir y sin dormir, voy a exponer el porqué de este mi manifiesto y mi situación de botella al desborde…

Podría escribir un blog entero sobre la persona que me ha generado mas hastío en este sentido y la culpable de que esa botella este hasta los topes, pero no se lo merece, porque además de loca, no entendería la mitad de lo que escribo (no sabemos –porque es evidente para todos- a ciencia cierta, que tipo de retraso tiene, necesito a alguna experta en síndromes). Es la novia de un ex novio mío (de esos que me dan un repelús insoportable pasados unos cuantos años…y del que gracias a mis dotes tippex-cerebrales he conseguido olvidar hasta sus apellidos, que os juro no me acuerdo del segundo….voy por un camino excelente); ella se llama La Faldatubo. Está como las maracas de Machín y me odia pluscuamperfectamente y sobre todas las cosas animadas de la faz de esta tierra. Mi único pecado, haber estado con el que ahora es su novio antes que ella. Si, si, así de simple…. (Algún día escribiré sobre alguno de sus shows celosiacos sin fundamento, pero con Avecrem concentrado). Por otro lado, si empiezo a hablar de La Faldatubo, este post se alarga hasta el infinito y más allá….

El hecho que me ha inspirado a escribir este manifiesto y a tener oportunidad de hablar un poco de este tema a pinceladas, es un email que recibí ayer en mi bandeja del correo electrónico personal.

Hace como un año y medio yo recibí una invitación de amistad en el facebook (red social igual de odiada que de amada a la vez).
Al principio no reconocí el nombre de la persona, sabía que era de Ilerda porque lo ponía en su información visible, pero no caía….le mandé un mensaje privado preguntándole quien era. Me contestó que no se podía creer que no me acordara de él…..un chorro de coca cola con cafeína me hizo recordarle; era un compañero mío del colegio de cuando tenía yo diez años. Yo para entonces fui su "amor platónico" de colegio…..; era un niño súper dulce, con unos ojos claros brutales, tranquilo, tímido y mi compañero de pupitre. Me llevaba muy bien con él, y la verdad que fue un buen compañero. Me alegró sobremanera reencontrarme con él, porque es increíble el hecho de intercambiar impresiones mutuas de lo que recordábamos el uno del otro, sobre el uno y el otro, de 20 años atrás. Impresiona.

Impresiona eso y el hecho de descubrir qué hemos hecho en la vida desde entonces, como hemos cambiado, qué nos ha pasado. Desde entonces más o menos tenemos una relación fluida esporádica y nos vamos contando cosas; vamos, una recuperación sana y grata. Cuando empezamos a hablar y pasado un tiempo me contó que tenía novia, le sugerí que le contara que manteníamos relación internaútica (porque más vale la perra por vieja….y vengo rodada); cuando yo se lo comenté llevábamos hablando ya un cierto tiempo y no le había comentado nada a ella; yo a Hermes se lo casqué al minuto uno porque soy así… me alegré mucho de este reencuentro y quise compartirlo. Por supuesto, él con la inteligencia que le caracteriza, y sabiendo cómo soy….me hizo el caso justo como para procesarlo en el cerebro y almacenarlo en el disco duro, solo en modo lectura. Lo que hay que hacer, vamos.

El hecho es que ayer, como iba contando, recibí un email de mi amigo dirigió a SU NOVIA y a MI, era un email mío de hacía tiempo en modo reenvío (él hace escalada libre y le mandé una información por mail de una oferta de una tienda para montañeros sobre material de escalada). En dicho correo electrónico se dirigía a mí y me confesaba que su novia sufre "estados" de inseguridad y desconfianza, desde hace poquito tiempo porque sospecha de nuestras conversaciones, y que para demostrar el ridículo que estaba haciendo su novia, también la incluía en el correo electrónico (supongo que para que yo me manifestara). No cabía en mi de asombro….¿¿otra vez los celos y ahora con éstos?? Noooooooo con ellos no, por favor, que les tengo caris.

Por lo visto, su novia en su estado de modo sospecha….le ha husmeado los correos electrónicos, sin encontrar nada, claro. No sé si hice bien en contestarles o no, pero lo hice; porque de verdad….pienso que estas personas sufren sin motivo alguno, y con varias aclaraciones de apenas un minuto les puedes hacer la vida más llevadera… (Y de sus parejas no se fían –supongo que sus motivos tendrán, pero no me interesan-). Creo que esa pareja vale la pena y que se quieren mucho. Quise ayudarles….

Resumiendo: a ver si me tocáis menos las pelotillas, que me tenéis en modo parrilla…

martes, 25 de octubre de 2011



¿¿Os había dicho alguna vez que me encanta la guitarra.....y la reverberación en ella??...vaya...solo tres millones de veces.....
Vale...vale...pero no os había hablado de Link Wray......
Que dura es la vida....jajajajjajaja

¡¡Tranquilos todos!!
Tenemos cosas para amenizarla, entre ellas la música....bendito elixir mundanal!!....dadme música que yo pongo el resto!!!

----------------------Disfrutad (con buen volumen)----------------------






Ahora que os he puesto a tono el cuerpo....¿se nota mucho que llevo unos días que no me apetece mucho escribir? (jejejeje ;)

domingo, 31 de julio de 2011

Hace unos días, una amiga mía me envió el post de un blog (no el suyo) que se titulaba: Forget Friends With Benefits. Let’s Bring Back Lovers; o lo que vendría a ser en español... "Olvida a los amigos con derecho a roce (beneficios...), vamos a traer de vuelta a los amantes".
La escritora de la entrada, Jennifer Wright, hace una descripción de lo que supone a nivel de interrelación, estar bajo tres situaciones distintas en las que dos personas pueden interactuar, así como los beneficios y trastornos que ocasionan y la diferencia entre unas y otras.
Estas tres situaciones serían... la de estar en una relación de pareja, tener un amigo con derecho a roce y finalmente, tener un amante.
Antes que nada, voy a quitarme un poco el pasamontañas y voy a admitir que yo he estado en las tres situaciones y ninguna, de momento, ha acabado en buen puerto (que tampoco quiere decir que haya acabado en mal puerto); así que mi opinión sobre todas ellas tiene cosas buenas y cosas malas que me han servido al menos, en la vida, para saber lo que no quiero, y para no necesitar ni prismáticos en unas ocasiones...ni lupas en otras; es decir, a verlo todo en mayor o menor medida claro, tanto de lejos, como de cerca (sin dejar de ser persona que se equivoca..., eso es inherente a la condición humana).

Para Jennifer, está claro que como peor se puede estar, es con un amigo con derecho a beneficios...(entiendase, de intercambio de fluidos corporales); según ella (y yo comparto la misma opinión), raramente en una relación establecida como con derecho a roce, puede incluir una verdadera amistad, y es que, los lazos que se establecen, por mucho que una/o quiera evitarlo, están influidos por los sentidos.
Nadie (al menos yo estoy convencida de ello), absolutamente nadie (a no ser que estemos hablando de un ser sexuado asexual...) puede quedarse indiferente con la transmisión sensorial de información....la carga emocional que lleva eso, interactuando con una persona que conoces, pongamos amigo, es imposible que nos deje indiferentes.
Además....¿para qué querríamos quedarnos indiferentes? ¿no se supone que no hay nada mejor que disfrutar de alguien con los cinco sentidos?. Es evidente, que aunque hayamos querido mantener durante un tiempo una relación de este tipo, es más que probable que el pacto subliminal establecido para mantenerlo, tarde o temprano se rompa....¿porqué? porque somos humanos, si estamos agusto con "ese amigo" vamos a querer más, si estamos a disgusto con "ese amigo" tal vez ya no lo queramos ni como tal....
Puede terminar bien....puede terminar mal....

Perfecto....entonces, más de uno ya lo estará pensando...., si una persona no quiere complicarse la vida, ¿porqué no tener un amante?.
Bueno...evidentemente, para el que no quiere NINGUNA complicación es lo mejor, esa persona, además, lo más probable es que no sea persona de un/a amante...de tal manera que nunca repita con el mismo/a, sino que tenga un amante después de otra/o...mudando la piel como las serpientes. 100% sensaciones sin mirar atrás.
En cualquier caso, la dignidad siempre debe respetarse, al menos lo suficiente como para que no se roce la mala educación, la humillación o la falta de respeto. Creo que eso es sencillo, y es lo que marca la diferencia entre un amante elegante y un esgarramantas.
En este sector de amantes...hay muchisisisimos sin caché, demasiados....sino caen en la humillación, caen en la pérdida de detalles fundamentales.
Por otro lado, esta la persona que suele tener la misma/o amante durante un tiempo.
Esos amantes, tienen que aprender a ser amantes...no es como el que va de flor en flor, eso es fácil...no vas a volver a tocar la piel de esa persona, con no pensar y sentirte frívola o con una carga pesada por dentro, basta. Solo hay que seguir el protocolo, que para estos casos está tan marcado, que con no mearse fuera del tiesto, es suficiente.
Pero entablar una relación de verdadero "amante" durante un tiempo, que puede ser meses o años, es más laborioso..., es decir, es difícil asumir de primeras ese pacto si mentalmente no estás preparado/a.

Aprendes a ser amante con este tipo de amantes.
Estas personas que tienen pareja, pero necesitan estar con otras personas que les aportan otras cosas que no encuentran en su vida diaria, que sencillamente tienen un rasero moral particular, que ven la vida desde diferentes puntos de vista según la van viviendo, o que sencillamente....les aportan adrenalina; son los amantes que tratan a la tercera persona como si no lo fuera, es decir, en esta relación hay una interacción que no solo es sexual.
Estos amantes se cuentan cosas, impresiones sinceras e íntimas que van un poco más allá y que nunca caen en lo vulgar, precisamente, porque no es posible la traición; si tu confiesas, yo confieso. Si me jodes la vida, te la estarás jodiendo tu también....ese pacto es irrompible mientras dura la pasión y la conveniencia, y la pasión durará lo que tenga que durar, ni más ni menos.
Por ello los amantes pueden contarse cualquier cosa....sobre su vida amorosa (si la tienen), sobre su familia, su trabajo, sus ideas....todo. Estas relaciones tienen una garantía fuerte, que se disfruta plenamente y con gran satisfacción, mientras se tenga realmente asumido el papel de la obra teatral, las ideas claras sin salirse del papel. Aprendes ha hacerlo, y una vez que has aprendido, nada sale mal, porque las pautas de actuación son finas, precisas y perfectas. Hay complicidad sin compromiso, amor sin sentimiento, pasión sin promesas, confesiones sin penitencias.
Estos amantes  suelen terminar de serlo por dos motivos, el primero cuando encuentran el amor en otra persona y ponen fin a su pacto, respetando en el futuro ese vínculo secreto que los mantuvo unidos en momentos y días, y que a partir de ese momento saben y asumen con naturalidad y cordialidad, que ha terminado.
El segundo, suele ser porque la pasión o la atracción sexual se ha terminado, en ese caso tampoco ocurre nada....sencillamente se acaba, los encuentros se espacian y llega un día en que vuelves a casa y le escribes: no voy a verte más. Sin beso y sin nada.
¿Se puede llegar uno/a a enamorar de su amante? Por pasar, esta claro que puede pasar; pero ojo...este tipo de relación, no está hecha para que acabe en una relación de pareja....lo más probable es que cuando empiece ese noviazgo al mes estén aburridos el uno del otro.
Encontrarás poco a poco en esa persona aquello de lo que tal vez carecías antes, o sencillamente pensarás....si lo ha hecho conmigo...¿porqué no lo va a hacer con otra?
Nada le puedes decir....tu fuiste su amante.
En definitiva, lo más probable es que sea un fracaso total como relación de pareja.
Por ello en la relación de amantes existen reglas y acuerdos, que siempre deben establecerse desde el primer momento y aceptarse por ambos; si no queda establecido al principio...la culpa de lo que pueda suceder, siempre será del que no habló y no dijo cuando tenía que decir.
Estoy en contra de Jennifer, que en su post, afirma que la relación con un amante suele transformarse en una condena; está claro que no va a acabar en una relación de pareja, si es lo que pensábamos cuando iniciamos este tipo de relación, y supongo que a eso se refiere ella; pero es que tampoco todo el mundo, puede o sabe ser "amante"; el que lo sabe ser, obtiene beneficios de ello, y ésta parte se la salta Jennifer....un amante disfruta mucho sus momentos.

Finalmente nos encontramos con la relación de pareja, el noviazgo, matrimonio, pareja de hecho....
¿ese es el ideal de relación? creo absolutamente que si, al menos mis momentos más felices han sido en pareja, pero evidentemente....si estás con la persona adecuada; sino, puede ser tu mayor pesadilla....
Una pareja debe ser tu amante, tu compañero, tu amigo, tu imán, la persona que más te haga reír, y la que te entienda, la que te respete como eres, la que te ayude, la que esté a tu lado para lo bueno y para los malos momentos, la que te apoye y te meta mano donde sabe que te gusta, de día o de noche.
Evidentemente....eso es lo que todos anhelamos y queremos, y por eso....es lo más difícil de conseguir y de mantener, pero que alguien (que no esté en depresión) me diga que no vale la pena....seguro que no tendré ninguna respuesta.

Está escrito todo y nada....
en cualquier caso, el amor y las relaciones, nunca serán una ciencia exacta.
Jamás podremos dejar de sorprendernos con las circunstancias más inesperadas... la vida es enigmática, e impredecible...eso (si se puede sacar algo bueno) tal vez sea una de las delicias de vivirla.
En cualquier caso, nadie puede asegurarte, que en cualquiera de las tres situaciones no vayas a llorar...que no sentirás dolor..que no padecerás...que no sucumbirás.

Solo se una cosa, si algo es moralmente reprobable....es que te prometan felicidad y no te la den, que te digan te quiero a la cara y no sea cierto. Eso llega al alma.
Afortunadamente, mi conciencia está tranquila, jamás engañé a nadie que haya compartido conmigo un minuto y jamás he puesto los cuernos a ninguna de las personas que han estado conmigo; se me llena la boca al decirlo, y lo digo porque hoy en día, el respeto y el compromiso, se equipara a una partida al Tetris..
Nadie quiere padecer, nadie quiere arriesgar, nadie quiere responsabilidad, nadie quiere nada...que no sea uno mismo o para si mismo.
Será culpa también del capitalismo......y de la sociedad de consumo que hemos vivido, no lo se.... pero parece que es el cáncer del siglo XXI.

lunes, 4 de julio de 2011

Una estúpida historia de amor...un fracaso estrepitoso que se veía venir desde el primer día....un tsunami de enamoramiento seguido de un cataclismo de egoísmo. Un chupa chups.

Nube tenía 18 años cuando conoció en el Instituto, haciendo un curso de grado, a Pocholo. Nube, que era la masa de un brioche en un horno pastelero sin encender aún, ni tan siquiera podía imaginar que en el mundo había más de un tipo de chico y no digamos de hombre....
Digo de hombre, porque Pocholo cuando se matriculó en el Instituto para hacer ese grado tenía 33 años..(ahora tiene 40 y...).
¿Qué porque Pocholo se matriculó en un Instituto Público a esa edad? Si, iba con chavales y chavalicas que le llevaban un montón de años menos, pero a Pocholo le había dado la venada de hacer eso y lo hizo, sin ningún fin en particular..
De familia aristócrata madrileña, untado de dinero por su padre todos los meses (igual que en el presente) como un sandwich de manteca de cacahuete estilo americano, Pocholo no tenía ni oficio ni beneficio, todo le cansaba y nunca terminaba nada, se había hecho a base de caprichos y sus caprichos se habían traducido en venadas, tan pronto quería una cosa como a los dos días quería la contraria obsesivamente. De pataletas fáciles cuando no podía hacer lo que quería, se enfadaba facilmente en aquellos momentos con el mundo entero, como siempre...
Fascista de ideología, machista sin contemplación como según él debe ser el orden y la disposición de las cosas y las personas, rock and rollero auténtico donde los haya (si, aunque parezca increíble por el nivel económico y normalidad familiar....era la oveja negra de la familia), y tradicional y conservador hasta el tuétano. A su favor diré que te ríes con él hasta que te duele la tripa...su ingenio sobrepasa en mucho en calidad y rapidez a la velocidad que puede alcanzar un saque de Nadal.

Nube era una chica normal. Empleo la palabra normal, porque cualquier persona lo sería comparándose con Pocholo.... pero Nube era normal de verdad, es decir, una persona sin tonterías, una chica que si conociera a Pocholo hoy en día saldría corriendo o no le haría ni el más mínimo caso.
Pero Nube era adolescente cuando conoció a Pocholo....y conoció a Pocholo haciéndola reír constantemente...
Los demás sabíamos como era Pocholo (por eso tal vez, yo he sido la que menos relación he tenido siempre con él, contraria a su pensamiento y actuación), pero en ésta ocasión nos llego a engañar su venada...ya que parecía que la vivía con tal intensidad, que empezamos a cuestionarnos si realmente le había poseído un espíritu que le estaba transformando, o le había llegado al fin la hora en que la madurez (aunque fuera solo para rellenar un hueco de un quesito de trivial) iba a hacer mella en su persona, de una santa vez.
De tez muy blanca, la piel fina como la porcelana y los ojos miel, el pelo castaño claro y el cuerpo de niña, Nube aparentaba 15 años. Hoy con casi 28 aparenta 20. Pocholo se encaprichó...no se si se llegó a enamorar...yo siempre he pensado que fue enamoramiento, no podía ser otra cosa. Pero el enamoramiento ya duraba demasiado...así que pensé...si...se ha enamorado, no era un capricho (ayyyy...).
La familia de Nube nada tenía que ver con la familia de Pocholo. Nube tenía una educación impartida directamente por unos padres que se preocupaban por ella y querían lo mejor para su hija. De clase media sin lujos, y con todos los problemas que genera el hecho de sobrevivir dignamente, valoraba todo en su justa medida, ni más ni menos. Siempre había ido a colegios públicos y su indumentaria era la de una chica normal con un aire hippy. Nunca se arreglaba y nunca se pintaba, no se preocupaba demasiado por esas cosas....muy callada e introvertida, tenía su circulo de amigos y no le hacían falta más. Para cuando conoció a Pocholo aún hacía botellón.

Su historia de amor fue de cuento de hadas al principio....pero en este cuento, faltaba el hada madrina. Nube se enamoró como sólo en esa edad una chica puede enamorarse...lo hubiera dejado todo sin dilación, hubiera subido montañas, cruzado mares, y recorrido caminos inescrutables... nada le importaba ya de su situación, ni de su futuro.
Empezaron una relación. Pocholo mandó a su novia a la mierda como quien apaga una colilla y espera tres minutos a encenderse otro cigarrillo, eso si...siempre encendidos con el mismo zippo.
Terminaron el grado juntos y a Pocholo le entró la venada del matrimonio; entonces él tenía un quiosco de esos redondos clásicos, que abrió como otro más de sus devaneos y que atendió una temporada porque quiso, le gustaba hablar. Vendió el quiosco. Lo compró, regentó y abandonó como quien cambia esta vez....de zippo.

Nube se casó porque él se lo pidió y porque había puesto tal impronta su amado, que cualquiera dudaba de su amor... definitivamente, era su príncipe azul. Nube nunca pensó que se casaría con 20 años...de hecho, no se si alguna vez había pensado en el matrimonio. Llegó el momento de los primeros problemas.....
La familia de Pocholo, que no veía bajo ningún concepto bien esa relación, puesto que ya estaba otra vez la oveja negra con una de sus tonterías...se oponía al matrimonio, entre otras cosas además, porque Nube no era aristócrata ni de buena familia, era una chica normal...de esas de las que hay tantas...
Pocholo se puso en batalla y defendió sus intereses a capa y espada, logrando hacer como siempre, lo que quería. La tensión que se vivió en aquel enlace te cortaba el pelo a cepillo, gratis.

Recién casados, el enamoramiento de él seguía a flor de piel y el amor de ella el más puro nunca visto. Eran felices. Ellos (ella), que no querían vivir del dinero de sus suegros, el segundo año de matrimonio, se plantearon su modo de vida y acordaron abrir un negocio de venta de cocinas de lujo, cuando la crisis tenuemente empezaba a decir hola con cara divertida.
Vino el tercer capricho de él.... tener un hijo. Nube no estaba nada segura, aún era muy joven..pero al final cedió porque el quería un bebé, y hasta que no lo tuviera....Pocholo no iba a parar. Nube se quedó embarazada....y tuvo una niña que es para comérsela. Sin lugar a dudas, lo mejor de toda esta historia.

Pero llegó el día.....llegó el dichoso día....
Pocholo empezó a sentir lo que acababa sintiendo siempre con todo....oooohhhh malditoooo, otra vez no, el aburrimiento, la desazón...el sin sabor...el... ¿ahora qué? ¿sólo esto es el matrimonio y el ser padre? qué fácil.... que chorrada...
Pocholo, por supuesto, no iba a trabajar...iba a estar en el negocio, nada más. Cuando empezó su aburrimiento se aburrió de todo, incluso de aquello que él había defendido a capa y espada como su amor hasta el fin de sus días...
Nube, se encargó del negocio, de atenderlo, de que no cayera empicado, de buscar contactos aqui y en el extranjero, y empezó a darse cuenta...que lo estaba haciendo sola. Por otro lado...la peque recién nacida no sabía cambiarse los pañales sola, ni sola sabía comer...él, por supuesto, no iba a hacer el trabajo asignado a "cosas de mujeres", eso tenía que hacerlo Nube, y así se lo decía delante de todos (ante la estupefacción del personal).

Pocholo_____individuo sediento en lucha por un poco de agua.... torbellino de arena en lo que quiere ser una tormenta, un mar.....de arena que se convierte en polvo...
Nube_____en la cueva de Alí Babá sin que el "ábrete sésamo" funcione...la lámpara del genio que ya se ha frotado tres veces.... las mil y una noches para no dormir...
La magia es solo para soñar, los sueños son sólo para no pensar.
Espejismos de él...espejismos de ella...

Pocholo empezó a hacer lo que le apetecía en cada momento, aquí y donde fuera, sin pensar en nada, sin pensar en nadie. Se marchaba de festivales y conciertos en todas las partes del mundo...volvía a ver a su familia para limpiar la ropa y avisar que se volvía a marchar. Nube seguía intentando que el negocio no cayerá y que su hija no notara a faltar a su padre. Imposible.
Luz tiene ahora 5 años y va para 6...lleva tanto sin que su padre se preocupe por ella que ni tan siquiera se ha dado cuenta que ante el inminente abandono del hogar y la caida del negocio, que se ha ido a pique, sus papas se han divorciado.
Luz solo sabe que no quiere estar con su padre que no juega con ella, que la deja siempre que tiene que estar con ella, en la mansion de Falcon Crest.
Pocholo se marcha a vivir la vida fuera de España sin mirar hacia atrás, sin billete de vuelta.
El único consuelo que le queda a Nube es su familia y la familia de su ex-marido que ante la majaderia de la oveja negra...han terminado por apoyar a Nube y repudiar a Pocholo (sin cortarle el grifo...).

Esperemos que dure siempre este apoyo, por mucho que siempre sea demasiado tiempo..

Estos días me ha dado por recordar la frase que Pocholo me dijo la última vez que me vió:
"eres más lista que un ratón colorao..."

miércoles, 18 de mayo de 2011

Sin lugar a dudas....no hay nada como estar un rato escuchando a maestros de este instrumento para imaginarse a una misma en una moto agarrada a Johhny Deep (con la misma facha que en Cry Baby `El lágrima´); corriendo en una persecución desenfrenada, saltando tapias a lo James Bond; en un western montando a caballo al lado de John Wayne, que se dirige a un duelo; en una despedida desconsolada; en Famara, contemplando un par de surfistas en la cresta de una ola o incluso...porque no....guitarreando encima de tu sofá en un tsunami de alegria....

Como me gusta la reverberación en la guitarra.....
Queridos y queridas......¡¡¡¡subir los volumenes de vuestros aparatos y sentir!!!

                             Link Wray `Run Chicken Run´


 
                            Bobby Fuller Four `Thunder Reef´


Chet Atkins `Dark Eyes´



Dick Dale and his Del-Tones `Surf Beat´

domingo, 15 de mayo de 2011

Sólo una persona me ha preguntado por Morti desde que empecé la serie de entradas de Melrose Place y La Casa del Ruido y de Morti.
Se a ciencia cierta que no es por desinterés, me inclino a pensar sencillamente, que preferís no saber la verdad, por tanto en cuanto puede haber de escabroso en ella...
Morti, suena mal, suena a muerte. Pero Morti es en la realidad un rey viviente, como Elvis...aunque en éste caso Morti es, el rey de los náufragos.

No me gustaría que pensarais que os vais a encontrar con una entrada sólo sobre un fantasma.
Morti no es un fantasma, Morti es real; tan real como invisible, tan real...que desmontó de raíz mi incredulidad fehaciente y consiguió que hoy por hoy, pueda admitir que los espíritus existen y que se manifiestan (algo de lo que hace unos años me hubiera reído a carcajadas yo misma pensando en la mas absoluta de las improbabilidades).
Para que lleguéis a entender mi actitud ante Morti en aquellos años que vivimos juntos, quiero dejar patente que jamás antes creí en auras, energías, fantasmas, espíritus ni nada parecido, todas éstas cosas me parecieron siempre falacias de necios e ignorantes, herencias supersticiosas de antiguas leyendas medievales y modernas, motivos morbosos con los que generar atención y misterio irracional y gérmenes de películas estúpidas americanas de dinero fácil; como decía.... era y sigo siendo la persona mas escéptica en temas no comprobables que hay sobre la faz de la tierra (me gusta la veracidad que transmiten los hechos...pero como suele suceder en ocasiones...hay veces que no todo es lo que parece..).
Hoy por hoy, sigo siendo igual de escéptica, pero creo en las almas errantes que naufragaron en algún punto del más acá y que se niegan a ir al más allá.

Morti es, como he dicho, un alma errante que apareció en La Casa del Ruido cuando SunSun y yo llevábamos un año y pico viviendo en ella. Yo al principio, no advertí su presencia hasta que él mismo tuvo que mostrarse de un modo del que yo empezara a percatarme (si, algo así como un momento Ghost).
SunSun muy temerosa de todo aquello que tenga que ver con los espíritus, fantasmas y cosas paranormales, siempre se sugestiona muchisimo cuando alguien habla de estos temas o ve películas de miedo, y siente absoluto pánico.
Sabiendo ésto, cuando SunSun empezó a advertir cosas raras en casa, yo no le hice ni el más mínimo caso... es más, opté por decirle que si había un espíritu en casa que bienvenido fuera mientras no me lanzara un cuchillo, así tendría con quien compartir mi vida hogareña en los momentos en que estuviera sola; e incluso, llegué a pensar que sencillamente se sentía sola  e intentaba llamar mi atención (yo entonces tenía pareja y ella no); pero no, resultó que SunSun tenía razón, y no fue ella la que me lo hizo ver, sino Morti.

Recuerdo perfectamente como empezó todo.
Un miércoles cualquiera, yo dormía en casa de la que entonces era mi pareja. Recuerdo estar viendo junto con Victorio's Secret la película de Cyrano de Bergerac con Gérard Depardieu en el papel de Cyrano y me sonó el móvil, era SunSun. Pause. SunSun me habla con la voz temblorosa y totalmente aterrada, acaba de ver como el jarrón del recibidor se ha movido y no se atreve a mover un pelo del sofá; me pedía por favor que volviera a casa, que no sabía que hacer. Ejem...ejem...si claro, esta el mercado de abastos de La Ciudad del Viento surtido....como para andar jugándosela así como así, como para mear fuera del tiesto está una.. Le dije a SunSun que como podía entender...no podía decirle a Victorio´s Secret a las 24,00 horas de un miércoles que tenía que irme a mi casa porque mi hermana había visto moverse un jarrón...
SunSun entendía lo que le decía pero su pánico me dejó extrañada...
SunSun no durmió en toda la noche. Con los días se fue calmando, hasta que de nuevo me llamó una mañana, para decirme que había oído un "hola" tan claro y tan nítido leyendo en su dormitorio la noche anterior, con la voz ronca de un hombre adulto, que casi se desmaya. Volvió a pasar terror y no durmió tampoco esa noche. Al día siguiente, le dije que me quedaría en casa, y por la noche me pidió dormir conmigo. Vaya...mi hemana me estaba empezando a preocupar de verdad; eso no era normal.
Empezó a oír pasos y yo seguía haciendo oídos, ahora medio sordos, a todo lo que me decía, me parecían memeces.

Pero llegó un domingo en el que yo estaba leyendo en mi cama con la puerta de mi cuarto cerrada y sola en casa y oí unos pasos nítidos y firmes que procedían del salón (la otra punta de la casa) y se dirigían a mi cuarto. Se pararon cuando llegaron a la puerta. Dejé de leer, y en voz alta pregunté a SunSun si había llegado a casa; no contestó nadie. Me levanté y abrí la puerta; no había nadie detrás ni en toda la casa. Pensé....que tonta soy...todo el suelo de mi casa es de madera, tal vez en el piso de arriba (el que para entonces estaba de obras) hay alguien aún trabajando y si el suelo también es de madera...la madera cruje mucho. Seguí leyendo tranquilamente.
Pero llegó el día en que, como ya conté en una entrada anterior sobre La Casa del Ruido, hubo una filtración de agua desde el piso de arriba a mi cuarto de baño, y tuve que llamar al Licenciado Vidriera para que solucionara el problema; me quedé estupefacta cuando entré en el piso de arriba y comprobé que no había suelo, estaba todo picado. Los pasos tampoco podían haber sido del piso inferior, no habitaba nadie, era una oficina misteriosa y jamás de los jamases iba nadie en fin de semana; aun así, no creo que dado el caso, oyera pasos de un piso inferior. No podía tampoco ser el Exprimidor de Limones, no había nadie en su casa, estaba de bolo musical. Ergo...¿ummm?

Mi actitud a partir de entonces fue la de esto no es posible...es una chorrada...como otra cualquiera, nada más. No hay que buscar explicación a todo, hay cosas que igual no la tienen y ya está.
Pero llegó el día.
De nuevamente sola en casa, recuerdo como si estuviera pasando ahora mismo, yo iba de la cocina al salón. Para hacer este trayecto había que pasar por delante de la puerta de casa, que tenía una de estas cerraduras modernas que se estropean de mirarlas (como también he contado en mi entrada de cuando me quedé encerrada en la calle) y que no son de pomo por dentro, sino de pestillo que se desliza de derecha a izquierda para abrir la puerta.
Justo en el momento en que yo pasaba por delante vi como el pestillo se estaba desplazando de derecha a izquierda, como si alguien desde fuera estuviera abriendo la puerta con la llave (desde dentro era imposible, estaba yo). No tuve miedo, no pensé que alguien estuviera intentando entrar en casa (como sería lo más normal pensar) a pesar de que sabía que SunSun no podía ser porque estaba en una feria canina. Instintivamente, no se porque, cuando el pestillo estaba ya casi desplazado del todo, lo terminé de desplazar yo y abrí la puerta de par en par; no había nadie...salí rápido al rellano, no oí ningún paso de nadie ni subiendo ni bajando....me mosqueé, subí todas las escaleras hasta arriba, nadie, bajé todas las escaleras hasta abajo incluido sótano, nadie. Entré en casa, cerré la puerta. Me senté en el sofá para intentar entender que es lo que acababa de pasar...me analizé, no estaba drogada, ni bebida, ni sedada, ni tenía fiebre de ningún tipo, vamos, que no estaba enferma. ¿Qué ha pasado? MORTI.

Lo acepté, ¿porqué no? a fin de cuentas...no había pasado nada malo. A partir de aquel día Morti fue uno más en mi casa, a pesar de la constante presión de mi hermana por cambiarnos de hogar. Yo en lugar de tomármelo como algo "malo" por el hecho de ser desconocido, me lo tome como....vale, hay algo o alguien, pero ese algo o alguien no molesta ni nos hace daño, ¿qué más da entonces?, SunSun vivia sugestionada en muchas ocasiones....no lograba tomárselo tan relativamente como yo y se enfadaba un poco conmigo porque creía que yo no me lo tomaba en serio.
Morti solo se manifestó a solas o con SunSun o conmigo, nunca con las dos. También sabíamos que hacía vida a sus anchas cuando no estábamos en casa.... será que las almas limpias se duchan porque el muy mamón cuando SunSun no estaba los fines de semana y yo volvía del trabajo los sábados, me encontraba mis toallas mojadas como si alguien se acabara de duchar; o me encontraba los geles y champus ordenados en filas indias y paralelas....(algo que jamás de los jamases hemos hecho ni SunSun ni yo).

Sea como fuere, la verdad es que a mí me alegró un poco....cuando ponía música en casa me imaginaba que era dj y estaba pinchando para Morti y tontadas así....jajajaja.
No se que buscaba ni que quería Morti, pero era un alma errante...
SunSun intentó indagar sobre la historia del edificio, por si se había producido alguna muerte trágica en alguno de los pisos... pero la verdad, es que no conseguimos saber mucho....la única que hubiera resuelto el misterio hubiera sido Doña Ramona, y lógicamente....nunca le preguntamos; ella era un fantasma de verdad, pero de las que dan miedo..

¿Quién debió ser Morti?
¿Porqué sigue naufragando por estos lares de almas corporeas?
¿Qué busca?
¿Qué purga?

Ayyy....Morti....

sábado, 16 de abril de 2011

Ya es sabido por todos aquellos que me conocen bien, las veces que suelo chocarme con todo y darme golpetazos con todas las esquinas. El resultado siempre es el mismo.... moretón; no tengo las piernas de una modelo precisamente...más bien parecen las de un dálmata (mi operación bikini de todas las primaveras, consiste en procurar ir con cuidado durante una temporada para que mis piernas puedan destaparse sin que parezcan psicodélicas).
A veces es porque voy despistada, otras veces porque tengo mala suerte (y no es un pretexto, es verdad, a veces me siento y sencillamente al meter la silla hacía dentro, resulta que había una pata o una bandeja para colocar cosas que yo no sabía y que por supuesto no iba a perder el tiempo en comprobar antes de sentarme..); pero la mayoría de las veces es porque voy deprisa, si eso es, voy con ansia por los habitáculos sin darme cuenta, en mi afán por hacer las cosas rápido y bien.

Una de estas gloriosas ocasiones de infortunio sucedió un domingo hace ya algunos años cuando bajaba de mi hogar en La Casa del Ruido hacia la calle. Como ya sabéis, yo vivía en un segundo con principal, es decir, para subir o bajar tenia que dar tres círculos de escaleras, ya que no había ascensor.
Aún con resaca de la noche anterior, me arreglé un poco para apurar el fin de semana y bajar a tomar unas cervezuelas a la Bachata Aburrida y charrar un rato con Lebiram (que le tocaba trabajar ese domingo sola).

Sunsun siempre en la parte del sofá que sirve para estirarse (en estos sofás que desde hace unos años hacen con una parte para sentarse y una de las esquinas alargadas para estirarse), que ya tenía hecha la forma de su cuerpo y encajaba pues a la perfección en él, no quiso bajar conmigo (no es mucho de bares..y menos de bares de Melrose Place) supongo que, porque hubiera necesitado un pico de escalada para salir de ahí y eso suponía dejar el bol de kellog´s de entre sus manos (¡¡¡algo impensable!!).
Así, que como no, baje sola al bar, como muchas otras veces (era algo que por otro lado solía hacer y que llamaba mucho la atención del personal...aun sigo sin saber porque; supongo que por un tema tal vez, machista o retrógrado...tanto por parte de hombres como de mujeres; pero a ciencia cierta...sigo sin saber el porqué). Sabía que era algo que mi público de Melrose Place comentaba y que la verdad, siempre me hizo gracia por dentro...
....cuanta gente sola siempre acompañada....

Total, que sobre las 20,15 de la tarde-noche cogí la basura de mi casa para de camino al bar, tirarla en el cubo de la basura, antes de que el camión pasara a las 12 de la noche, como todas las noches, como oíamos todo el barrio.
Esta vez sí agarré el bolso (que siempre me pesa una tonelada...) y me lo coloqué en el brazo derecho, con la mano izquierda cogí la bolsa de basura y en la mano derecha llevaba las llaves para cerrar la puerta con ellas y no pegar un portazo en pro de no arriesgarme a dañar la delicada cerradura de mi casa-tonel... Todo iba sobre ruedas, porqué no iba a ir, en un quehacer tan doméstico y cotidiano como bajar unas escaleras con algo en cada mano.
Las escaleras de La Casa del Ruido eran las típicas escaleras de las casas que tienen dos siglos... es decir, a niveles distintos de alturas según los arreglos sucesivos que ha ido sufriendo el edificio; como la que toda la vida ha  preferido ponerse una crema antiarrugas y con 70 años sigue pensando que así las grietas descansarán mejor sobre la tierra cansada, que pasar por un quirófano y reestructurar todas las escaleras. Es parte del encanto de estos edificios, las diferencias, sus peculiaridades...huellas de historia reciente...que a nadie se le va a ocurrir jamás cambiar en su esencia, como a mi me gusta que así sea.
Yo, como todos mis vecinos sabíamos perfectamente donde lloraban las grietas del edificio y donde había que prestar más atención; sabíamos si en el principal podíamos subir o bajar las escaleras de dos en dos y pensábamos cuando nos íbamos a arriesgar a hacerlo de tres en tres... o qué escalera no había que pisar nunca porque el zócalo sobre piedra que estaba roto y levantado, era el refugio y hogar de una encantadora familia de salamanquesas que por supuesto, tenían el mismo derecho a disfrutar de la autenticidad del lugar que los demás. Me encantaba. Me encantaba el espacio común de La Casa del Ruido, todo menos su espejo, sí, aquel puesto a mala... en la entrada y que evidentemente se puso en una época en la que los vecinos de aquel lugar dejaron de ir al campo para ir a otros lugares..

Bien, como iba diciendo...tal y como había colocado mis objetos personales sobre mi, para bajar a la calle, volví a hacer algo en lo que siempre suelo errar...sentirme apresurada por llegar tarde.. en el horario que yo me había establecido en mi cabeza para llegar al bar. Así que bajé deprisa, corriendo y el gran fallo...a oscuras (no por mi culpa).
Y es que resulta que en la Casa del Ruido era habitual, que si doña Ramona quería ahorrar en luz aquel mes, cortaba la luz de los rellanos y escalera durante el día (la instalación de la luz en el edificio era del año 2 a.c...y dan fe los electricistas que acudían que no daban crédito al espectáculo de cableado y cajetines...), y solo la encendía por las noches.... A veces sencillamente se olvidaba de conectarla a media tarde, como ocurrió en ésta ocasión...imaginándomela yo, rezando en su altar personalizado del salón de su casa, a Don Faustino, y dándole gracias a nuestro señor por mantenerla cuerda y en esa comunidad para salvaguardarnos a todos la buena moral y los buenos valores que manda Dios e interrumpen los Orgasmus...
Era la líder de la mejor cruzada contemporánea...riete de la Orden de los Caballeros de San Juan.

De esta guisa, cuando di el último giro de escaleras y ya me quedaba el último tramo por bajar de la manera más apresurada pero feliz, resbalé.
Resbalé por culpa de mis sandalias negras y mi mala suerte. Y es que las suelas de mis sandalias negras, resbalan sin necesitar nada que les haga resbalar, algo que al contacto con ellas las haga vengarse de su vida diaria... ellas se vengaban cuando les daba la gana, arbitrariamente.
Bajando deprisa debieron de pensar que de qué iba yo creyéndome una amazonas invencible. Así que al pisar un escalón la sandalia derecha se fue de vacaciones establecidas por convenio y el azar que podía haber hecho que cayera para adelante o para atrás, decidió que cayera para adelante...
La ostia consagrada se oyó por toda La Casa del Ruido y ningún vecino salió (nos daba igual si moría el de arriba o el de abajo, ya nos enteraríamos por el olor) más que SunSun, que creyó que me había matado. El Exprimidor de Limones lo oyó pero no pensó en ningún momento que tal estruendo pudiera provenir de la caída de un ser humano, creyó que a alguien que bajaba o subía se le habría caído lo que estuviera cargando encima.
La barandilla que era toda de forja oxidada de por lo menos 100 años antes, se tomó mi mano de pincho de mediatarde, y así se me abrió una grieta en la mano y se me rompió el escafoides (hueso de la muñeca). La bolsa de basura llegó al contenedor sola... y las llaves que además llevaban un pen drive en el llavero, cayeron al pozo del agujero de La Casa del Ruido, aquel lugar donde nadie jamás quería bajar, pero que yo ya conocía... El otro brazo inmediatamente reaccionó para preservar cualquier golpe en mi cabeza, después de soltar la bolsa de basura, y di cuatro vueltas de albóndiga rebozada en pan rallado, antes de ser colocada en la sartén hospitalaria. Le dije a SunSun que estaba bien, que podía andar, que me iba al bar...SunSun estupefacta no dijo nada...bajé a los calabozos a por mis llaves...el pen no lo conseguí encontrar (sin una linterna ahí estas perdida...), así que el que lo encuentre le encantara lo que hay dentro... dejé encajada la bolsa de basura que tenia prisa por pasar a otra vida mejor, y me dirigí a la Bachata Aburrida.

Entré, y me encontré a Lebiram trabajando y en el lugar de los barreros, a Hermes, al Ambulanciero y a un par más de personas que no recuerdo... inmediatamente con gracia y salero conté el ostión que me había servido para querer agarrar una cerveza bien agusto.
Hermes...que para entonces tenía calidad de conocido con ganas de hacer carrera, y así pasar a la historia para fundar juntos la Noleida, me examinó la mano...y me dijo que debería ir al hospital...pufff...no...primero chervechita fría...esto no es nada, una herida normal, a curar y punto.
Hermes y el Ambulanciero, tras hacer un par de bromas de mi infortunio, los tres cerveza en mano, el primero insistió en que debía acudir al hospital y el otro se ofreció a llevarme...en moto.

Al final...valeeeeee vamos... Creí que el Ambulanciero iba a subirme a una moto cafe racer, como las que me gustan, pero ya sabéis que mi imaginación va muchas veces más deprisa que mi razón...jejejejje. Era una vespino, sucedáneo de Vespa.
Vaya...¿qué dices que me tengo que agarrar? ¿con cuál de las manos? con la buena...vale...ponte este casco...es grande...pero ajustado un poco así...yo creo que te vale...vale...
Me subo. El hospital estaba al otro lado de la ciudad...y todo el trayecto fue de maravilla salvo por un pequeño detalle...cada vez que el Ambulanciero frenaba mi casco se daba un golpetazo con el suyo y no podía controlar eso de ninguna de las maneras porque mi única mano sana le agarraba a él, para no caerme de la moto y hacer croquetas de la carne que sobra de  hacer canelones. No puedo aseverarlo con exactitud, pero igual me di 20 leches en la cabeza antes de llegar al hospital...y otras 20 antes de volver al Bachata. Resultado hospitalario = antiflamatorio y analgésicos y no se ve rotura en principio, pero estos huesos...ya se sabe....hasta dentro de unos días...son tan pequeños que no podría decirte con exactitud si tienes alguna rotura... médicos...medicina...

Cuatro días después me encontré a Hermes de oferta por la calle y fue el que me dijo que volviera al hospital que eso tenía muy mala pinta... le hice caso y salí escayolada. Aprovechó para apostar conmigo si me pondrían o no escayola... ganó él. Ya digo yo que su marketing es muy bueno....;)

Fue el mejor mes de baja que he tenido en mi vida. Salir y salir, leer, bailar, beber, gritar, reír y escuchar.
Redescubriendo, en esos meses que siguieron, el inicio de una primavera interna y los albores de un verano nuevo que la vida (que me daba la oportunidad de cambiar de estación) me ponía enfrente; para sumirme en un acantilado de coqueterias con un olor a almendro en flor, que es una de las flores que más me gustan.
Gracias Hermes.
  

viernes, 25 de marzo de 2011

Tengo un librito llamado Pasaporte de Vacunación Internacional, amarillo con letras negras, que es la mar de bonito y manejable, supongo que es, porque está pensado para llevártelo de viaje y meterlo en cualquier sitio y que no moleste ni abulte demasiado. Está pensado para el viajante...
El hecho de que lo tenga, no es porque yo haya estado yendo y viniendo por el mundo (que más quisiera yo...aunque siempre lo esté haciendo facilmente con la imaginación), sino porque debido a varias circunstancias ajenas a mí, el.. ¿destino? o.. ¿azar? hicieron que nunca llegara a coger los vuelos que me iban a llevar a esos países a los que tenía que aterrizar vacunada, y si, digo bien, países.

Mi manejable y no utilizado Pasaporte de Vacunación Internacional, me fue expedido en noviembre del año 2009. Cinco meses antes de marcharme a Gales, Hermes me dejó caer que acudiera a Centroamérica para pasar ahí tres meses, que era donde él estaba entonces, junto a Urano.
Como Hermes siempre que pasaba fronteras y veía algo bonito le gustaba compartirlo, siempre deseaba que yo estuviera con él; así que, pasados varios días de viaje, llegó a la firme convicción de que lo que estaban viendo sus ojos bien merecía un viaje relámpago para que yo estuviera en ese lugar... y así lograr que nuestras pupilas vieran lo mismo, para poder recordar ambos ese momento y almacenarlo en el disco duro de nuestras almas, con acceso directo al escritorio.
El hecho fue que Urano, a pesar de la ayuda que le prestó Zeus (que sin vacilar acumuló una multitud de nubes sobre el cielo de Centroamérica para colapsar el espacio aéreo y atrasar el fluir de los designios divinos), intentó por todos los medios a su alcance, facilitar mi vuelo en España para que pudiera llegar lo antes posible...; parece ser, que Zeus estaba demasiado ocupado en sus luchas encarnizadas contra el dios Cronos, que terminó por vencerlo en ésta ocasión...sin que nada pudieran hacer ni Urano, ni Hermes.

Antes de llegar a este resultado, y habiendo decidido que acudía como un rayo, tuve que prepararme para viajar en cuestión de días. Así que llamé al Centro de Vacunación Internacional donde me dijeron que si tenía que vacunarme ya, y no podía esperar, siempre dejaban X números (no quiso decirme cuantos) para espontáneos que no habían pedido cita y que les había surgido un imprevisto. Para conseguir uno de esos números ya te avisaban que tenías que acudir antes de que abrieran el centro, porque muchos como yo, estarían haciendo fila bien de madrugada....y tenía razón. Si el centro abría a las 8, a las 7, estaba No en la fila...y delante suyo habían cuatro personas más.
Para el que conozca y haya estado en La Ciudad del Viento podrá imaginarse fácilmente el cuerpo que se te queda en noviembre en esta ciudad si estás una hora en la calle...con el cierzo dándote en la cara (y en mi caso, con un par de piedras en los bolsillos, para no acabar en la fila, pero la del centro anatómico forense).

Después de hacer amiguitos en la fila, mientras bailaba la danza de los umpa lumpa, el centro abrió y en fila entramos y nos posicionamos frente al aparador de los números de citación...
A las cuatro personas que estaban delante de mí se les fue asignando una hora para la vacunación en su respectivo papelito de la cita... cuando me tocó a mí, la amable funcionaria me dijo... ya no hay más números, inténtalo mañana... arggg...
Al día siguiente me levanté a las 6 de la mañana y a las 6,30 estaba en la puerta....y si...era la primera!!! ya me daba igual el cierzo, para entonces ya era una danzante experimentada, e incluso averigüé lo fácil que es inventar un idioma mientras te chasquean los dientes y bailas sobre ti mismo.
Me dan el número, tenía que volver tres horas después... no pasa nada, vuelvo again... al volver explícale al médico porque necesitas esas vacunas urgentemente si muchas de ellas necesitan ponerse con un cierto tiempo antes de la partida....`verá....es que Hermes que está ahí...está en ayuda humanitaria... y yo voy como profesora porque ha conseguido hacerme un hueco en la ONG para la que trabaja....´, la cara de perros del médico parece que se destensa...por lo que deduzco que se lo ha tragado cual boquerón en vinagre, aún así se entrecruzan entre él y yo varias frases de las que dejan clarito posturas, traducidas en la práctica, en inyecciones mal puestas.

Salgo del Centro de Vacunación Internacional gloriosa y triunfante...ya pueden venir todos los virus, microbios e insectos asesinos, que vengan como vengan, contra viento y marea, llevo encima la vacuna de la hepatitis A, hepatitis B, la fiebre amarilla, la tifoidea, la triple vírica y el informe para que el médico de cabezera me haga la receta de la profilaxis para la malaria.
Voy al médico de cabecera con todo el papeleo, me visita R2D2 Con Sentimientos, y le digo que necesito la receta para comprar las pastillas de la malaria y como esta más quemado que el cenicero de un bingo, y hace ya más de un lustro que se convirtió en el prototipo (luego patentado) del médico autómata, solo hace lo que le digo porque le da igual todo.... así que ya le pido el kit médico de supervivencia, que me han dicho en el Centro de Vacunación Internacional que debo llevar: un antibiótico, repelente de mosquitos, suero, crema con cortisona, analgésicos etc...etc...etc...
El médico me preguntó que para que me marchaba tanto tiempo, que qué se me había perdido ahí... le dije por primera vez (habría una segunda vez....) que no se me había perdido nada, sencillamente que Centroamérica estaba muy lejos de aquí... me miró y casi se le escapó una lágrima por el ojo derecho...

Lo más urgente, ya estaba hecho, solo faltaba esperar a que el vuelo fuera una realidad, y eso, en esos momentos, lo estaban luchando Hermes y Urano, a golpe de puntos. No pudo ser, pero siempre les estaré agradecida porque.... me hicieron volar igualmente ;))

Cargada de carga anti-todo en mi cuerpecito, deje que ésta se aposentara en él como quisiera, ya que no tuve ni un solo efecto secundario de ninguna de las vacunas y cada día estaba más convencida de que el fin del mundo estaba cada vez más cerca...así que la verdad, que más me da. Ya tengo casillitas rellenitas en mis cuadraditos de mi librito de vacunación amarillito.

La segunda de las ocasiones en las que me ocurrió algo parecido a ésto último, fue cuando, otra vez de improvisto, me apareció un viaje sorpresa a principios de este año. Y es que...yo empiezo a pensar...que estoy hecha para la causa- efecto...
Y es que... hay veces que una cree que las personas dicen las cosas por decir o muchas veces para quedar bien (ya nos veremos, quedamos la semana que viene, luego te llamo, te podrías venir conmigo aquí, te podrías venir allá, que haces el fin de semana podrías subirte conmigo acá que ya sabes que siempre voy etc..) porque luego resulta que el día que contesto un sí, ostras...voy a pensarlo ahora otra vez...¿te importa? jajajjajajaja. No, me encanta.
Sólo que la persona que me lo propuso, El Piraña, no lo decía porque sí, pero si pensó en la posibilidad de hacer efectivo o no ese viaje justo en ese momento, que no era tal vez, el más propicio...quien sabe...

Algo así sucedió en esta segunda ocasión en la que volví a visitar el Centro de Vacunación Internacional y salí con más casillitas rellenitas en mis cuadraditos de mi librito amarillito. Esta vez el cambio de decisión final también fue después de la estampida de agujas.... en la que hubo incluso vacuna bebible para el cólera. y después también, de mi visita a R2D2.  Soy una artista.

Ahora mi padre cada vez que le digo que me marcho a algún sitio, me dice de cachondeo...¿ya te has vacunado?...tiene mi mismo sentido del humor... ;)
 

Copyright 2010 Historias de Naúfragos y Naufragios.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.