viernes, 24 de junio de 2011

Hace unos días Patito sacó a la palestra a Betty Boop y me dio, como otras veces que hago con Popeye (¡¡me encanta!!), por repasar algunos cartoons; se lo pasa una muy bien, lo aseguro.
Así encontré éste cartoon de 1933 que me parece buenísimo. Betty Boop es sin duda, un icono sexual y un dibujo animado (basado en Helen Kane con litigios aparte..), que nunca ha naufragado...
Y además...nació un 8 de agosto...como yo ;)
¿llegaré como ella a los 80 años así?


                                 ______Boop Boop a Doop!!!!_______

miércoles, 22 de junio de 2011

Cualquier persona que en su sillón leyera mis posts pensaría que vivo en otro tiempo o que no encajo sencillamente en el actual. Puede que tengan razón, ni tan siquiera yo podría contestar a eso, porque tiendo a pensar, a pesar de todo, que muchas cosas son posibles....pero si es cierto que como me dijo un día Di, uno debe pensar en metas posibles.
Le hice caso y ahora pienso en metas más factibles, más realistas y la verdad es que fue un gran consejo en la praxis.

Sin embargo, una no puede cambiar su forma de ser aunque racionalmente opte por otros caminos más factibles para hacer frente al sinsabor diario y conseguir estar mejor con una misma. Muchos pensaron que tras el consejo de Di, no sería capaz de aplicarlo...ayyyyy que falta de fe en el ser humano..., que me encante soñar y me guste pensar en que cambiar el mundo siempre es posible, no implica que no sea consciente de que vivo sobre tierra farragosa en la que una se va resabalando y levantando constantemente.

Bien, esta breve introducción pincela algún rasgo de mi carácter y responde a mi gusto, ya muchas veces repetido en este blog, por el soñar despierta, dormida, y en cualquier sitio.
La ensoñación es una sensación que me hace sentir bien y que empleo para evadirme (que no para perder el tiempo ojo...).
Dentro de mis ensoñaciones siempre esta la de plantearme como sería para mí un mundo mejor...un mundo distinto al actual.
Cual es mi ideal de sociedad.
Nadie puede negar que alguna vez haya pensando que haría si le tocara la lotería....comprarse un velero, arreglar su barrio de arriba a abajo, montarse un riad, donar una parte a ayuda humanitaria, liquidar la hipoteca, despedirse del trabajo etc... pero además de éste tema cotidiano, que seguro que en más de un grupo de amigos es recurrente, puesto que la imaginación siempre es divertida...., tiendo a pensar en otro mundo (ya lo adelantaba en el post anterior), en otra sociedad.
En utopías.

Este gusto por ensoñamientos utópicos se vio reforzado cuando cursaba C.O.U y descubrí el Socialismo Utópico y pensé...que bien, no soy rara, ya ha habido antes personas que le daban a la cabeza sobre estas cosas... e incluso planteaban modelos de estado y sociedad distintos a los que vivían, por muy irreales que fueran.  Y así...de tanto cocinar...surgió en mi cabeza mi utopía propia...que se relacionaba con otras como la de Charles Fourier y sus falansterios...y que llamo La Noleida.
Bajo el término de Socialismo Utópico se engloban una serie de pensadores y filósofos que diseñaban sociedades más justas, más equilibradas, a raíz de las contingencias sociales que surgieron de la Revolución Industrial. (Y si...para los que ahora estéis pensando lo mismo que yo...se podría hacer claramente una anotación comparativa entre aquello -germen del capitalismo- y el capitalismo actual con las contingencias sociales que vivimos, ahora que sufrimos sus consecuencias más drásticas..., y los movimientos que desde hace ya tiempo en otros países y ahora en el nuestro, se están viviendo como reacción).
Me sorprende como la historia no deja de repetirse en el contenido, variando en la forma.

El  Socialismo Utópico surge debido a la necesidad de modificación profunda de la sociedad. Fue expresada, inicialmente, por hombres como Robert Owen, Charles Fourier y Saint-Simon principalmente. Sus ideas y pensamientos, desarrollados en la primera mitad del siglo XIX, de una manera general, se distinguieron por proponer ciertos cambios convenientes, encaminados a alcanzar un sociedad mas justa, igualitaria y fraterna, sin que, sin embargo, presentasen la manera concreta o los medios por los cuales esa sociedad se estableciera, ya que no hicieron un análisis critico de la  evolución de la propia sociedad capitalista.

Los principios básicos del Socialismo Utópico se podrían concretar de este modo:
  • Critica al liberalismo económico, sobretodo a la libre competencia.
  • Creación de comunidades auto-suficientes, donde los hombres, a traves de la libre cooperación, tendrían sus necesidades satisfechas.
  • Organización, a escala nacional, de un sistema de cooperativas de trabajadores que negociaran, entre si, el intercambio de bienes y servicios.
  • Actuación del Estado que, a traves de la centralización de la economía, evitaría los abusos típicos del capitalismo.
La ausencia de fundamentos científicos es la característica común de los socialistas utópicos. Se puede decir que sus autores, preocupados con los problemas de justicia social e igualdad, dejaron llevarse por los sueños de una sociedad idealizada. No fue casualidad que Karl Marx denominara a los socialistas utópicos de "románticos".

Aquellos pensadores que crearon sus utopías propias como alternativa a la sociedad de la que eran testigos...no fueron conscientes que un poco más tarde, esas mismas utopías e ideologías serían las que se usarían como prolegómeno de las propuestas de cambios sociales revolucionarios en el contexto de la sociedad europea de finales del siglo XIX.
El término de Socialismo Utópico fue entonces acuñado por Engels y Marx, para distinguirlo de la corriente socialista llamada Socialismo Científico o Marxista y que para entonces estaba ya madurada. Así, recogían la herencia del socialismo utópico, pero se desmarcaban de él por considerarlo en cierto modo ingenuo. Lo usaron para perfilar su doctrina e ideología (Manifiesto Comunista).
La filosofía de Karl Marx era una filosofía de la praxis, de la acción en contraposición con el socialismo utópico.
Marx fue un durísimo crítico de la sociedad burguesa. Él entendía que el hombre vive alienado, enajenado, y considera que la raíz de esta situación se encuentra en la injusta estructuración de la actividad económica. Si no se resuelve la injusticia en este plano básico o estructural, toda la vida social seguirá siendo injusta y alienante.

Según él, la causa básica de la injusticia es la propiedad privada de los medios de producción, que genera la separación entre los propietarios (burgueses) y los no propietarios (proletarios, quienes sólo son dueños de su prole, de sus hijos). Los propietarios se valen de la fuerza de trabajo de los no propietarios (la fuerza de trabajo es el único generador de riqueza) para aumentar su capital y le dan al trabajador como pago lo mínimo necesario para que subsistan él y su familia. A la diferencia entre la riqueza que generan los trabajadores y lo que efectivamente reciben por su trabajo, Marx la llama "plusvalía". En definitiva, se trata de un saqueo o robo que unos pocos, los burgueses, hacen a las grandes mayorías, los proletarios.

Marx creía que esa sociedad injusta sería suplantada por una "sociedad comunista", sin división de clases y sin propiedad privada de los medios de producción. Pero también creía que este cambio no se daría sino a través de una revolución violenta, generada por un movimiento que reuniera la inteligencia de los intelectuales revolucionarios y la fuerza de las masas proletarias.
Aún recuerdo cuando Gladiador nos hablaba en clase de todo esto para llegar al análisis de la Primera y Segunda Internacional, la AIT (Asociación Internacional de Trabajadores), como primera gran organización que trató de aglutinar a trabajadores de los diferentes países de Europa, y la diferencia de concepción de dicha asociación, entre Bakunin y Karl Marx. Pero esto es ya extenderme mucho en la historia....y hasta aquí es donde me interesa llegar.

Inspirada en todo este devenir histórico-social, pensaba con esta cabecita que muchas veces no para de rular... en mi utopía... tumbada en la arena de la playa, y en algún momento también aparecía, como fogonazos, queriendo ser un pilar de cambio, el movimiento del 15-M, en la consideración de lucha por un cambio social.
Pero tal vez yo soy un poco más realista que aquellos socialistas utópicos...ya que muchos de ellos , por no decir todos, intentaron poner en práctica sus utopías, como Owen, y ninguno de ellos, lógicamente...triunfo en sus propósitos. Sin embargo, es un buen ejercicio de pensamiento liberal...y constructivo que puede llegar a originar planteamientos en mayor o menor medida útiles...no olvidemos, que por muy románticas que fueran sus ideas, fueron un puñado de arena de lo que vino después.

La Noleida me la imagino en una isla o en un lugar con mar...y con aquellos que conozco y quiero (yo ya he acotado bastante...;) partiendo de la base de no poder cambiar el mundo en su totalidad, en la praxis. (Si algún día me toca la lotería os aseguro que si montaré una Noleida...;)
Pero el mundo, la GRAN UTOPÍA, si me lo imagino sin dinero y con comunidades autosuficientes, aunque no sin estado (una estructura de jefatura es básica para una buena organización social, en mi opinión). Una sociedad igualitaria sin distinciones de género ni raza, donde las voluntades altruistas pudieran hacerse efectivas sin necesidad de tener 400 carreras, 13 idiomas y pasar por 4 entrevistas (se puede empezar por ayudar al vecino o a un enfermo etc..). Un mundo donde el pleno desarrollo social y personal sea posible para todos....Un mundo donde la consideración social no estuviera vinculada a la edad....y pienso en niños y ancianos, y donde la educación fuera posible para todos.
Un mundo donde los derechos fundamentales de los hombres y los niños fueran la prioridad.
Un mundo más justo.

Así que nada....seguiré pensando...

domingo, 19 de junio de 2011

Ha llegado el calor. Si, ha llegado....y ha llegado para quedarse; creo que ésta vez no será interrumpido por una ola inesperada de frío y mal tiempo....tal vez las típicas lluvias del verano y poco mas.
Me encanta el calor y el sol...soy mas de los climas ecuatoriales y tropicales, que los templados y polares y no es que me guste estar siempre en el medio..
Me encanta el mar y la arena, el ruido de las olas, darme la vuelta encima de mi lunghi indio (bueno, en realidad es de Hermes, pero tiene dos..) y ver las gaviotas sobrevolando un cielo claro y azul.
Me encanta el silencio, el sol acariciando mi piel sin que nada ni nadie me moleste. Leer. No hablar y escuchar; hablar poquito cuando se me escucha. Contemplar las obviedades más bonitas que hay....la puesta de sol...una gaviota que acelera empicado su vuelo para pescar una y otra vez, sin conseguirlo..., las formas de las nubes..., tocar la arena con las manos y los ojos cerrados...
Me encanta quedarme sola en la playa mientras pasan las horas y todo el mundo se va marchando. Me encanta la hora en la que llegan los perros para bañarse. Justo la mejor hora para sacar unas magníficas fotos de lo más bonito...con la luz mas armoniosa, cuando es la hora de las sombras, echando un pulso con tus imagenes mentales. Me encanta tirar piedras al mar y jugar con ellas en la arena utilizándolas para formar letras. Me encanta desnudarme y llevar solo un pañuelo como vestido...bien atado de las formas más raras....me siento liberada de gomas y costuras.
Parece que la vida se haya parado o que empieza como yo quiero.

Siempre en mi interior y en éstas ocasiones me hago la misma pregunta....¿porqué no puedo vivir siempre así? ay...maldito estar. No olvido que la vida es sueño, pero la realidad es pesadilla.
Termino por aceptar cualquier suerte, y la mía, soy consciente, es mejor que la de mucha otra gente...pero no puedo evitar terminar por construir utopías.

La de este año contemplando el cielo debería llevarse un premio...empecé por pensar en que el problema del mundo, además del hambre y las grandes enfermedades que aún no tienen remedio, es el trabajo. Lo que impide no estar así siempre, es el dinero o es el trabajo, que te da el dinero pero te quita el tiempo. No a todo el mundo nos gusta lo mismo, ni disfrutamos con las mismas cosas...si nadie tuviera que trabajar, cada uno se dedicaría a lo que más le gusta, además de a plantar sus patatas, es decir...a escribir, a la ciencia, a pintar..etc..., si el dinero no existiera...¿seriamos más felices aun con la impronta posible de una esperanza de vida mucho más reducida? ¿de verdad no evolucionariamos hacia otras cosas más racionales, autenticas y naturales?  Echaba miradas históricas al pasado de la humanidad.. o más bien recordaba a algunos pueblos primitivos actuales y me contestaba que si.
O al menos es lo que yo quería creer. Con ser autosuficiente basta.



Y terminaba por pensar que...actualmente tendría que pagar por un trozo de tierra para plantar un tomate. "Evolución".
Hoy que he vuelto del mar, se me ha pasado ese punto que el penúltimo día de vacaciones siempre se incuba en mi interior...un haz depresivo, fugaz y maquiavélico, que me juega malas pasadas cuando disfruto, y que por mucho que intento evitar, me invade cual varicela picante y molesta. Llega la batalla del pobre de bolsillo y del gusto por el champagne. La entrada y salida de dos realidades distintas.
Esa sensación de ¿qué es la vida?....la mierda del día a día que llevo, o lo que vivo en esos momentos, todo es la vida...ergo...¿porqué no puedo elegir?...porque la vida muchas veces...también es no poder elegir.
En la cabeza y en la piel (a veces también en el estómago) en esos momentos de meter los pies en el mar, donde el agua acaricia la mejilla de la playa y se te hunden los pies sin hacer nada, te das cuenta de que suerte tienes..... porque son tus pies los que están en la orilla.

viernes, 10 de junio de 2011

Hace días que suena en mi cabeza un reclamo que no puedo obviar más....toca una entrada cachonda; y con eso no me refiero a que tenga ahora mismo los pezones duros al escribir, sencillamente necesito escribir en clave de humor alguno de mis múltiples sucesos trágico-cómicos en los que en el momento una cree que va a morir, y que con el tiempo los recuerda haciéndoles un corte de mangas.

El suceso que voy a narrar va de fuego, pero de fuego del que te quema por fuera.
Todo sucedió en mi tierna fase de transición entre la vida juvenil y la adulta.. Si no me equivoco rondaba yo para entonces la que ahora me parece la friolera edad de 22 años, no lo recuerdo exactamente; tiempos a los que no suelo mirar atrás más que para recordar situaciones como la que voy a describir, ya que sigo pensando que ningún tiempo pasado fue mejor que el presente, donde una indefectiblemente, se siente viva y protagonista continuamente.

Para entonces, yo salía por la noche mucho más de lo que hoy por hoy, dadas las circunstancias, puedo.
Soltera por poco tiempo, puesto que caería  poco después en las trampas consentidas, ya no del amor, sino del tonteo y disfrute agradable de compañía con fecha de caducidad...(y margen prudencial de consumo antes de pudrirse), me preparaba como casi todos los sábados para el ritual previo antes de pisar las calles y los bares de La Ciudad del Viento.
Este ritual, cada vez más dilatado por la pereza y la edad, consistía en ducharse cual faraona, con varios productos exclusivos para su uso el fin de semana, peinarse de una manera más laboriosa que de diario, o sea, peinarse; maquillarse etc..
Por supuesto los fines de semana tocaba dejar que mi piel y los olfatos ajenos se deleitasen con mi perfume de Chanel...que tanto gusta al género masculino (doy fe de ello) y a mi, y que me sigue transportando a momentos fantásticos de mi vida.

Aquel sábado en cuestión, de un verano de hace mucho....había iniciado ya todo este ritual a la par que SunSun (puesto que salíamos juntas), y pensé que tal vez sería buena idea ir haciendo además la cena, para consumirla justo antes de salir.
Le pregunté a SunSun qué le apetecía que hiciera y entre las dos llegamos al acuerdo que unos calamares rebozados en la sartén iban bien....es decir, abrir el congelador, el paquete y directo a la sartén...una de tantas cenas espectaculares que solíamos montarnos la sister y yo.
Si, se llama pereza, se llama querer comerse el mundo sin perder tiempo en chorradas, se llama cagarse injustamente en tu madre que hace tan poca comida que nunca hay sobras en la nevera, se llama mal comer.
De esta guisa, la menda, que estaba pensando ya en los tentáculos de varios personajes y en si pintaba bien la noche o no....puso una sartén al fuego máximo llena de aceite, de bastante aceite (mi madre siempre me dijo que para freír bien unos calamares se necesita mucho aceite...), y se fue al baño a pintarse la raya del ojo con tinta.

Nunca me ha costado hacerme la raya del ojo con tinta, las cosas que forman parte de tus costumbres las haces sin pensar en nada, nunca mejor dicho, y en un plis plas. Pero era sábado = quería estar perfecta. ¿Para qué? no lo se...pero quería estar perfecta. Ahora pienso en todas estas cosas y no se como he podido desnudarme tanto con los años, de todos estos artificios....bueno, si lo se, porque no hacen falta.
Hoy por hoy, y desde hace ya años, me preocupa más bien nada el arreglarme para un fin de semana, y por supuesto ese ritual lo abandone hace mucho. Lo que no significa que no siga siendo presumida....pero nada que ver con antaño.
La cuestión es que colocada la sartén en la vitro, me fui a pintar los ojos al baño, donde SunSun ya me sacaba ventaja...y eso significaba, que como es una cagaprisas, cuando ella hubiera terminado iba a estar ametrallándome con....¿estás ya? ¿te falta mucho? estoy harta...siempre te tengo que esperar..etc..

Nunca me explicaré cómo pude tener un descuido semejante...pero me olvidé de la sartén por completo. Crudins estaba en su cuarto encerrada y de nada se enteró hasta que no grité, y mis padres habían salido a dar una vuelta y a cenar por ahí...
No exagero si me acordé de la sartén como 20 minutos después.
Mirándome en el espejo gigante que hay en el cuarto de baño, de pronto, como un fogonazo paso por mi cabeza...calamares...calamares...calamares...calamares....¡¡¡SARTÉN!!!! ¡¡¡COÑO!!! ¡¡¡LA SARTÉN!!!!
Corrí hacia la cocina....y las llamas llegaban hasta el techo y salían por la puerta.
En este contexto, voy a explicar la situación de cada cosa en el punto 0 del desastre...
La cocina enana de casa de mis padres, esta al lado justo de la puerta de entrada al hogar dulce hogar...y la vitrocerámica esta situada en la encimera y en la parte más cercana a la puerta de la cocina. Esta cocina rectangular es pequeña, pero entra la luz por un ventanal que hay al fondo de la misma. El fregadero esta situado en mitad de este rectángulo...

En algún momento de mi vida yo oí que para apagar un fuego lo mejor es taparlo....pero parece ser que lo debí de oír vagamente y de refilón, porque en mi cabeza no quedo aposentada esa información para el por si acaso de la vida...
Mis gritos (dos exactamente: ¡¡fuego!! ¡¡fuego!!) hicieron que SunSun y Crudins aparecieran inmediatamente en el lugar del suceso en cuestión.
Mi razonamiento inmediato contempló la opción de una posible solución casera y rápida (los bomberos iban a tardar mucho...).
Pensé...en lo que para entonces no sabía y jamás se me volverá a ocurrir...apagar el fuego con agua... Para eso tenía que pasar entre el fuego que ya había, abrir la ventana del fondo, encender a tope el grifo del fregadero, al que yo suponía que aún no habían llegado las llamaradas y con un trapo mojado, coger la sartén en un nanosegundo y lanzarla por el aire dentro del fregadero.
Lo hice. No me preguntéis porque y cómo pude lanzarme sin pensármelo más...pero fue mi reacción. No quería quemar la casa de mis padres.

SunSun no paraba de gritar que qué hacíamos....y Crudins estaba en shock. No le di dos bofetadas, porque no entraba en mi plan...pero si la zarandeé y le dije.. ¡llama al portero y a los vecinos a pedir ayuda!. En este punto debo de parar y describir un detallito....los nervios evidentemente, pueden jugarnos una mala pasada...pero en estos momentos...las malas pasadas no tienen cabida.
Al lado de la puerta de entrada de casa había un interfono que daba directamente al telefonillo del portero...solo había que descolgarlo y esperar a que el individuo respondiera.
Evidentemente, yo pasé en un microsegundo entre el fuego de la cocina de una carrera y no sentí nada, primera parte del plan perfecta. SunSun empezó a gritarme qué que hacía, que no me veía entre el fuego, que si estaba loca. Hasta ese momento todo iba bien, hasta que después de darle la orden a Crudins de que avisara al portero, oí como abría la puerta de casa y se marchaba....SunSun salió tras ella , en un break de sus gritos hacía mi, y la pilló un rellano más abajo...y gritó...¡¡Crudins!! ¿qué haces? Crudins contestó...ir a avisar al portero....
En una manzana de 13 escaleras unidas por un patio interior...llegar al portero y pedir ayuda...le hubiera costado más de cinco minutos...por otro lado...había ascensor...y bajaba desde un noveno...
Me hubiera gustado ver la cara de SunSun, que había vuelto a correr arriba a avisar al portero por el telefonillo. A todo ésto, había un estupendo extintor de incendios en el rellano inferior, de cuya existencia, no sabíamos nadie...y por supuesto, en esos momentos, no se nos ocurrió ni pensar en dicho utensilio...(que hubiera sido lo más lógico); supongo que la primera vez que te encuentras en un incendio...te pasan estas cosas.

Crudins, librada de la gran tarea de correr sin sentido escaleras abajo, llamó a los vecinos para pedirles ayuda. Nuestros vecinos son un matrimonio que siempre van impolutos, con ropa de hiper mega marca, planchada toda a la perfección y planchados también ellos, más secos que una pasa, y con cero sangre en las venas. Gente bien de mal, que flota mientras anda y a los que hay que pagar para que te regalen ya no una sonrisa...sino, unos sencillos buenos días. Para entonces su hija era recién nacida, ahora acaba de hacer la primera comunión.
A Crudins le abrió el hombre de la casa...y ésta le explicó lo que pasaba. La sorprendente actitud de dicho hombretón fue inaudita... en los momentos en que estuvo pensando en que hacer, elaboró una danza a lo chiquito de oscar, mientras el titubeo de sus palabras hacían un fondo rítmico que acompasaba a sus movimientos de ballet, y que le debió de quedar la mar de bien, porque SunSun y Crudins se mean de la risa cada vez que lo recuerdan...
Cuando por fin reaccionó no dudó ni un segundo en no ayudarnos, gritó a su mujer y le dijo `coge a la niña que nos vamos´. Crudins y SunSun sin llamarle capullo al unísono, focalizaron la acción de nuevo en el fuego...visto que no se podía rascar nada de nada de aquella casa de la pradera.

El portero tardó en llegar un cuarto de hora...y además no había llamado a los bomberos...¿se pensaría que era una coña? ¿estaría pensando también él en los tentáculos que la noche le iba a deparar?

Bien, protagonista toda yo del evento a partir de aquí, pase a ser el bombero de la casa. Una vez pasada por el fuego, abrí la ventana del fondo y con cuidado encendí a tope el grifo del fregadero (que por otra parte era muy hondo, algo que iba a facilitar la caída de la sartén) del que salia el agua a buena presión. Cogí un trapo, me lo enrollé en la mano derecha y lo metí debajo del agua sin apagar el grifo. Había llegado el segundo decisivo...coger la sartén que ni veía, pero que sólo yo sabía en que lugar de la vitrocerámica estaba.
Dicho y hecho, en un santiamén agarré el mango de la sartén y la lanzé hacia el fregadero; en ese momento y al contacto con el agua que caía sobre ella, salió de la misma una humareda negra como el carbón que invadió toda la casa, y lo digo con todas las palabras...TODA LA CASA. Al estar tan cerca, ese primer nubarrón entró directo a mis pulmones y tuve la sensación de ahogarme ahí mismo, pero aún saqué ánimo para echar agua por toda la cocina hasta no ver rastro de fuego.

Estaba apagado el fuego, salí de la cocina. Y todos los nervios que no había tenido antes me vinieron de golpe, me caí al suelo porque las piernas no me respondían. Mis hermanas abrieron todas las ventanas y ventanales de la casa, momento en el que llegó el portero....no comment... que se marchó al comprobar que ya no había fuego. Pensando en el disgusto que se iban a llevar mis padres decidimos limpiar un poco la cocina....de los restos del incendio...y comprobamos que todo lo de dentro de los armarios estaba lleno de polvo negro, supongo que de la humareda.... hicimos lo que pudimos hasta que nos dimos cuenta que nos estábamos intoxicando al inhalar tanto humo...y nos bajamos al portal a esperar las tres sentadas, a mis padres. No hablábamos.
Evidentemente la culpa era mía, así que sólo yo pensaba cual iba a ser mi futuro a partir del encuentro con ellos...pero me di cuenta que no lo veía de otro color distinto al de todos los días..jajajjaja.
La reacción de mis padres cuando llegaron, fue la contraria a la que yo estaba esperando. Mi padre nos preguntó que si estábamos bien, que lo importante es que no nos había pasado nada...y mi madre no dijo ni mu y fue corriendo a coger el ascensor para comprobar lo que le había pasado a su cocina.

SunSun y yo no subimos....nos fuimos a pasear nuestro suceso por los bares de La Ciudad del Viento con el pelo, la ropa y todo...oliendo a humo...cualquiera subía a casa...
Pero a la media hora llamé a mi madre por teléfono con remordimientos...estaba limpiando la cocina...me sentí como una mierda, le pedí perdón cien veces, pero hasta dos días después no le oí decir, no pasa nada.
Al final, el seguro cubrió los desperfectos mayores, y la cocina volvió a ser la que había sido.

Aquella noche todavía nos fumamos unos pitillos entre las dos, SunSun y yo, preguntándonos la una a la otra cada vez.... ¿tienes fuego?... con las carcajadas consiguientes...
Estuvimos sacando mocos negros dos semanas.

miércoles, 8 de junio de 2011

Sin prisa pero sin pausa....momentos de la vida que recuerdas como una corriente de aire frío que te pone los pelos de punta por unos segundos y que significan parar un momento, cerrar los ojos y darse cuenta que en la vida aun se puede disfrutar con poco, solo basta una gran genialidad como ésta...

.....Disfrutad......

 

Copyright 2010 Historias de Naúfragos y Naufragios.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.