miércoles, 6 de julio de 2016



VÁMONOS DE VIAJE PAPÁ…

Pero no va a ser como cuando estabas todo el día de aquí para allá trabajando…esta vez va a ser diferente. Vas a venir conmigo y no vas a trabajar ni un día, ni un momento, porque todo lo que hagamos lo haremos porque queremos hacerlo... sin prisa, sin horarios, sin planes estipulados…sin nadie que te diga lo que tienes que hacer….como salga…como a mí me gusta…. Yo te enseñaré y tú me enseñarás.

Quiero que tú veas por mis ojos y yo quiero ver por los tuyos.

Los 12 continentes
Así que haz la mochila, nos vamos… Pero no la cargues mucho porque cuando llevemos un par de meses te darás cuenta de que no necesitas prácticamente nada, de que todo lo que necesitas para el camino no se mete en una maleta. Irás abandonando cosas, tal vez regalándolas… y otras personas irán dándote otras… hasta el punto de que la mirarás un día y pensarás que te sobra, y te darás cuenta de que todos ya llevamos una mochila a cuestas. Así que no te preocupes demasiado por eso. Además ya vamos sobre 4 ruedas, todo será más fácil, sobretodo al principio cuando no vayamos por caminos muy pedregosos, después cogeremos el tranquillo y entonces…el polvo que entre por las ventanillas cuando nos haga toser.... nos hará gracia.

Vamos a adentrarnos en este mundo papá, éste que nos han dividido en doce plantas y que ya tengo estudiado... He pensado que sólo vamos a planear el principio del viaje, luego cuando ya sepamos ir de la mano los dos…iremos donde nos alcance la imaginación, y ya sabes que yo….tengo mucha. Primero iremos a la planta cuarta, a Grecia, a mi país favorito….quiero que conozcas dos colores… el azul (ya no habrá uno igual después) y el blanco y lo que significan…, y que veas y huelas las buganvillas, que veas y sepas como huele un país para que a partir de entonces huelas todos los demás; te enseñaré a jugar a “la tabla” (eso sí que lo pongo en mi mochila antes del camino…) y muchos atardeceres los pasaremos apostando quien gana a 15 puntos. Conocerás la hospitalidad griega….a ti papá como a mí, te caerán muy bien, lo sé. Llegaremos al mar….y en sus playas no querrás cerrar los ojos ni un segundo…ni uno…. para que su recuerdo se quede para cuando te haga falta cerrarlos de verdad, después, por el camino. Es un truquito que yo empleo de las cosas bonitas de la vida..... Pero también te lo digo papá….en los momentos que necesites cerrarlos, ciérralos, pero pasado un tiempo te darás cuenta de que no quieres hacerlo… te darás cuenta que lo que ves cuando no los cierras, te hace saber dónde estás, quien eres….y la suerte que tienes. Aprenderemos a que el silencio es un regalo y que te deja oírlo todo mucho mejor…. muchas veces no necesitaremos decirnos nada, porque nos daremos cuenta que muchas veces hablar no es necesario…..y nuestros silencios se convertirán en un tesoro que nadie entenderá más que nosotros dos.

Creo que después nos tocará ir a la tercera planta, pero ¡eso es genial papá! Porque como aún será verano y esa planta está cerquita de Asía podemos ir a Filipinas… Sé que vas a protestar porque no te gusta meterte en un avión…te da miedo, pero yo te ayudaré, te prometo darte la mano desde el principio hasta el final… Ahí, en Filipinas descubrirás el fondo del mar….nos pondremos unas gafas y buscaremos alguna tortuga con la que poder nadar… ya lo verás… son tan simpáticas… cuando estas hundido, sobre ellas, levantan siempre la cabeza, te miran y nadan hacia arriba con todas sus fuerzas, se levantan. Y nadarás entre un montón de peces únicos… de colores que jamás has visto….entre jardines de corales espectaculares…y te creerás que estás metido en un sueño… en un mundo dentro de otro mundo. Esas imágenes se te quedarán en la retina para siempre… pero no todo es bonito en Filipinas papá, ni mucho menos, ya te lo avisé antes de ir…aquí el camino se irá haciendo más duro… se irá haciendo pedregoso…te sentirás a menudo cansado y para ir de un sitio a otro necesitaremos mucha paciencia, sentirás como un minuto parece una hora…y un día un año y que nunca llegas adonde quieres. Habrá momentos que decaeremos, pero nos levantaremos, porque otra opción, no existe. Te enfadarás y murmurarás, te conozco, pero te haré reír (que eso lo sé hacer). Nos ayudará la gente en el camino….lo sé…
Aprenderemos un montón sobre el tiempo, empezaremos a notar que fluimos con él…y ya no lucharemos contra lo que no podemos, sino que lucharemos por lo que de verdad queremos alcanzar.

A partir de aquí papá, ya no sé a qué planta viajaremos… nos dará igual…la primera, que la tercera, que la quinta…a partir de aquí…habremos aprendido a caminar y todo lo que nos dé el camino (bueno y malo) lo viviremos porque la vida nos habrá enseñado sus dos caras. Por eso pediré que sea largo….como dice Kavafis en su Ítaca…un viaje lleno de experiencias en el que ya no nos den miedo ni los lestrigones ni los cíclopes y los dos….lleguemos a nuestra Ítaca propia…

La tuya diferente a la mía y la mía diferente a la tuya, pero en cualquier caso papá… los dos llegaremos al final más sabios… y sea cual sea… podremos mirarlo de frente.

Yo ya he hecho la mochila…


NO
domingo, 3 de julio de 2016

-------------------------------------------------------------------------------------------
Mi padre padece simultáneamente dos cánceres, cada uno independiente del otro. 
Cada uno avanza de diferente forma....uno de ellos ya le ha causado metástasis ósea.

5 comentarios:

pseudosocióloga dijo...

Llorando.
Tienes que léersela.

No dijo...

Gracias Pseudo... ;)))
¿Tu crees que debería leérsela? No tengo claro que vaya a captar el paralelismo que hago... y los dobles sentidos, no se, la verdad es que lo llevo pensando desde el domingo y no se que hacer..

pseudosocióloga dijo...

Solo dile: mira lo que he escrito, a ver que te parece.

el chico de la consuelo dijo...

Jooooo es como la peli "la vida es bella"
pero de hija a padre
en lugar que de padre a hijo de la peli.
No sé es muy personal,
pero a mi me gustaría que en este caso
me contaran mil historias
que aunque no te hagan carcajear
porque igual no está el cuerpo para eso,
te hagan echar una sonrisa a dientes llenos.

Un besazo gordo y apretujao
y mucho animo

No dijo...

Gracias Txelos....;)))
Lo estoy valorando porque esta mañana en el hospital le he dicho que le había escrito una carta (quería ver su reacción) y ha extendido la mano directamente pensando que la llevaba encima jejeje. Le he dicho que no la tenía ahí...la voy a imprimir y si él me la pide otra vez se la daré.
Un besico :)) y gracias a los dos, Pseudo y Txelos.

Publicar un comentario en la entrada

 

Copyright 2010 Historias de Naúfragos y Naufragios.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.