Mostrando entradas con la etiqueta La Iglesia y sus cosas... Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta La Iglesia y sus cosas... Mostrar todas las entradas

viernes, 25 de enero de 2013



Me parto de asco.
Bueno... no voy a ser tan brutalmente gráfica (a pesar de que estoy "desdencadenada" tarantinamente).
Como me comentaba AnnieHall en twitter hay pueblos de nuestra querida España que todavía viven en el XIX.
Evidentemente, no me escandaliza el mundo fúnebre y las tradiciones que entorno a el se han dado y siguen dando por los pueblos de nuestra tierra, sabiendo además que muchas de ellas están ancladas por tradición a nuestra cultura; pero algo si me ha molestado, y si sois avispados marca el título de la entrada.

El miércoles por la noche murió mi padrina (mi abuela, la madre de mi padre).



Mi abuela, que ha pasado sus últimos años de vida en Barcelona con mi tita (su hija) en uno de esos barrios que están pegados a la ciudad condal que son como ciudades (igual son ciudades, no lo se); ha querido enterrarse en el pueblo que le acogió cuando de Barbastro, terminó por los designios e infortunios de la vida, en Ilerda.
Ahí, en Ilerda, conoció a la mejor persona que yo he conocido nunca, mi padrí y después de varios años viviendo en la capital de provincia, se marcharon a un pueblo que hay cerca, cuyo nombre voy a omitir para joder a los buscadores tarados de google.
Mi padrí y toda su familia es de Ilerda, Ilerda, Ilerda y arrabales.
Se cierra un ciclo, vuelven a estar juntos.
Mi padri murió en 1991 y para mi fue un dolor insoportable.
Tengo muchos recuerdos del pueblo con mi padrí, mi hermana Sunsun y la Vinga (su tekel negro).


Llevábamos bañador porque nos duchaba mi padri con la manguera cuando hacia calor en el terrat. Sobra decir que era genial.

Mi padrí fue albañil, como su padre, es sus ratos no guerreros y revolucionarios; y soldado en el bando republicano en la guerra civil, cautivo un tiempo, después exiliado y retornado.
Sindicalista y activista dentro de la CNT.
Pero sobretodo fue abuelo. El mejor.
Mi padrina fue la costurera del pueblo.
Recuerdo mi infancia entre patrones y tizas de marcar.
Eran pobres, muy pobres.
Nunca, en toda su vida tuvieron una propiedad, sólo el Ford Fiesta de mi abuelo sobre el que aprendí todas las palabrotas del mundo mundial.
Al principio cuando llegaron de Ilerda al pueblo vivieron en un molino cerca del pueblo.

Dejemos la vida familiar... porque da para un libro.

Capitulo I: La iglesia.

Cuando hoy he llegado al pueblo hacia muchos años que no lo había pisado, los recuerdos se han agolpado de sopetón y me he sorprendido sabiendo llegar a la iglesia sobre mis pasos, a la primera.
Mi padrina, a pesar de todo, iba a misa y berreaba las canciones del cantoral (si... yo tampoco lo entiendo, creo que era porque le gustaba mucho cantar y hacer flanes gigantes de huevo los domingos... ñam... qué buenosssss).
Mi padri no iba, claro.

Bien.... ha llegado el coche fúnebre desde la ciudad condal y nosotros que ya llevábamos todo el familión saludándonos fuera, hemos empezado a organizarnos.
El cura nos ha hecho ponernos detrás del féretro ordenándonos entrar en la iglesia cuando lo entraran.
Casualmente mi padre, mi tiet (su hermano) y yo (creo que mi hermana Sunsun también estaba cerca) eramos los primeros pegados junto al féretro.
El cura (que no era catalán y ha dado patadas a todas las lenguas que ha intentado hablar... predominando el catalanocastellano - que horror de misa-) suelta: los hombres a la derecha, las mujeres a la izquierda.
¿¿¿¿¿Perdooonnnnnnnnn???? Menos esnifar el olor de las velas cuando se apagan, buen hombre.
Papa... (lo tengo al lado), non ti preocupare, me voy a sentar donde me de la gana... no mejor.... ¡¡en la izquierda!!.
Dando ejemplo, los demás se han sentado donde les ha dado la gana.
Que si, que si... una tradición y todo lo que me digáis, pero yo me siento donde me da la gana que para eso soy invitada en la casa del Señor, no del cura.

Empieza la misa....
El cura empieza con la siguiente frase la homilía: "quiero dar la bienvenida a todos los ateos, agnósticos, no creyentes, no practicantes y no cristianos, porque estáis haciendo un acto de caridad".
¿Tengo que comentar esto? Vale bien... no se si sabe la historia de mi familia padrinistica... igual si era apropiado, no se, tal vez un detalle, no se como se habrá interpretado, aún no he hecho forum.
Pero... luego en mitad de su sermón, e incluso en una cuña al final de la misa, comenta en varias ocasiones que los cristianos están siendo aniquilados por otras "gentes" en otros países y que tenemos que luchar.
¿Qué pinta eso en el funeral de mi padrina?
Creo que tampoco voy a comentar esto.

El idioma ha sido propio y se le ha entendido como el culo.

Al final coge el micro y dice: "por cuestiones logísticas los de las primeras bancadas que se queden quietos y todo el resto que vaya pasando desde la derecha a la izquierda".
Veo a todo el pueblo levantarse y hacer fila.... ¡¡para darnos el pésame!!
Adiósssssss, he salido de la iglesia.

Nota: en Ilerda capital esto no pasa.

Ahora viene lo mejor.
Capitulo II: El entierro.

No es lo mejor evidentemente, entierro a mi abuela y estaba con una congoja tremenda; es que como muchas veces he contado aquí en el blog con otros acontecimientos varios, ha dado lugar a suceder otro de mis infortunios... y creo que este estaría en un top ten, puesto 1 o 2.

Mi primera sorpresa es que ya hay dos cementerios en el pueblo y mi padrina fue la primera que se compró un nicho en el nuevo. Cosas de la muerte y el descanso eterno.
Hay que coger el coche para ir al cementerio nuevo, está lejos; así que vamos llegando todos poco a poco.
El cementerio es realmente espacioso rodeado de bancales y campos de cultivo.
El sitio es bonito, me gusta.

Todos ya reunidos y por mi manía de estar siempre cerca para coscarme de todo, veo que al lado del nicho de mi abuela, el número 1, hay un nido de avispas.
Mis sobrinas segundas temen acercarse y yo les digo que no se preocupen que no hacen nada si no se sienten amenazadas. Menos mi padre, mi tiet, mi tita y varias personas más, todo el mogollón está mas alejado, y yo estoy en un punto medio, sola.
Mi tía saca rosas como para un.... funeral y empieza a repartirlas.

No os miento si pensaba que estaba a una distancia prudencial del avispero. Además he pensando..... es enero coñe, no suelen picar ahora ¿no?
Las rosas... el jaleo... realmente revoloteaban muchas...

Tranquilamente con mi rosa roja en la mando que me ha dado mi tía, observo el trabajo del albañil tapando el nicho. Mi tía me comenta que hace 10 años que mi padrina les dio una foto para su lápida, palidezco.

Así sola entre los hijos de mi padrina pegados al nicho y el mogollón de todo el mundo que tengo detrás, estoy yo.
Es importante este dato, puesto que estaba en el punto de mira de todo el mundo que miraba en dirección al nicho y me encontraba a mi a mitad de camino en su campo visual.
De repente oigo un ZZZ ZZZZ ZZZZ demasiado cerca del oído pero no veo nada...
Habrá una avispa u abeja cerca (no estoy para comprobaciones) , yo quietica.
ZZZZ ZZZZ ZZZ y mi pelo se empieza a mover con un movimiento nada natural.
Joderrrrr una avispa se ha enredado en mi pelo.
NO, es un entierro, no grites... empieza a dar pasos atrás y mueve un poco el pelo para que la avispa se libere y no haya daños ni perjuicios para nadie.
Empiezo a hacer movimientos de cabeza pelisticos sin manos.
La avispa se asusta y empieza a atusarme el pelo sin compasión a lo que yo empiezo a mover la melena como si hubiera sido una heavy de toda la vida.

De repente lo que no quería que pasara: ¡¡¡¡¡aguijonazooooo en toda la cabeza!!!!
Empiezo a andar con los brazos por delante sin ver nada por el pelo y mis tíos maternos se percatan del tema y vienen a socorrerme. Uno de ellos con un par, me desmaraña el pelo, encuentra la avispa y la espachurra con sus dedos, dejándomela de adorno en mis greñas para la posteridad (luego me la he encontrado muerta entre el pelo, la he puesto en una servilleta y la tengo por si es necesaria para un antídoto futuro).
Noto un dolor en la cabeza que augura mareo.
Veo a mis tíos maternos opinando todos sin mover un dedo y al único aguerrido coger barro de la tierra escarbada de uno de los pinos del cementerio que estaba recién regado y me lo emplasta en el pelo.
Yo pensando.... ¿esto no se hace cuando se extrae el veneno de las picaduras?
No voy a discutir, total ya tengo el barro en la cabeza.

Me duele mucho, rebusco en el bolso. No soy naturista.
Encuentro un antihistaminico para la rinitis (si, tengo varias cosas como todos) y me amorro a una aixeta (válvula de agua) que tiene el enterrador donde tiene sus bártulos y de la que ya me había percatado antes.
Después de tomar el antihistaminico me pregunto si el agua será potable.
Qué mas da, total ya la he bebido.

Yo a mi rollo con mis apaños oigo que se corre la voz y que la gente se va enterando...
Oigo comentarios en plan "ahh yo pensaba que movía el pelo porque le molestaba algo" y varias teorías más (que haya 40 avispas alrededor no da para una).
Viene mi tiet, (hermano de mi padre, hijo de mi padrina) hombre de campo por el que he vivido momentos entrañables en su masia con su gran higuera.
"Esto te lo soluciono yo ahora mismo. Hay que hacer un buen barro y no lo que llevas (mi estilo eduardo-manoestijeras no le molaba), vamos al bancal de melocotoneros de aquí al lado y escarvamos la tierra tierra, y luego en la aixeta hacemos barro".
Me presto sin inmutarme, me hace un plastón de barro que me pone orgulloso y con el que he vuelto en el coche hasta la capital del vendaval.

Decir tengo que a pesar del antihistaminico he tenido mareos, sigo con dolor de cabeza (además de en el picotazo) y a punto he estado de estucamientos gástricos varios en mi línea (Hermes sabe lo estilosa que soy).
En mi cama ya, he dormido 2 horas y pico al regresar, he caído como un saco lleno, y por eso ahora estoy escribiendo este chorizo sin sueño.

Rematadera: viene mi madre entre todo el mogollón y me dice.... NO, llevas todo el culo del plumífero manchado.
Jajajajajjajaja ala que si mamá...
Que si que si NO.


¡¡¡¡¡¡¡COYONSSSSSSSSSSSSS!!!!!!!!
Resulta que el asiento del coche de mi hermano estaba manchado de no se qué producto.....

Ayyyyy que raticos pasa una.


miércoles, 16 de marzo de 2011

Lo último que me esperaba encontrar en una Iglesia era un aparato digital en el que en una pantalla de plasma aparezcan velas... Si quieres encender una, tienes que enviar un mensaje de texto y la vela se enciende. Transcribo el texto de la esquina....`envía un sms con el texto mivela milagros09 al 25000´
Sobran las palabras...
Supongo que a esto se refería Benedicto XVI, cuando hace muy poco, comentaba que las nuevas tecnologías conllevan unos peligros evidentes que están a la vista de todos: pérdida de privacidad, relaciones superficiales, falta de emoción y el prevalecer de la opinión más convincente sobre el deseo de verdad. No se si tiene razón o no en ésto, no voy a ser yo la que lo ponga en duda, pero luego añadía que para ello es necesario, de manera urgente, una reflexión sobre los lenguajes desarrollados por las nuevas tecnologías y que el punto de partida es la Revelación, "que nos testimonia como Dios comunicó sus maravillas en el lenguaje y en la experiencia real de los hombres".

Y yo digo....¿no es evidente aquí la falta de emoción que supone enviar un sms para enceder una vela, con encenderla tu mismo? Que experiencia más real...y sin ánimo de lucro.... pero no nos pongamos superficiales...ya están sus otras declaraciones para calentarnos.



domingo, 27 de febrero de 2011

Hace unos días me vino a la cabeza -en esos momentos del día cuando la mente emplea tiempo en recapacitar sobre lo primero que le viene al pario, es lo que tiene estar en el paro-, de repente tuve un flash back.. que me dejo pensativa durante un buen rato.. me acordé de pronto de "la patillosa". y de la última vez que la vi.
Si, fue antes de mi experiencia en Gales, el año pasado, justo antes de irme (en la sala de ordenadores del lugar en Vetusta para el que si quieres hacer un curso de cocina pagando, tienes que esperar a hacerlo en tus primeros años de jubilación, inexplicable..)  y ahora dándole vueltas pienso...¿no seria una señal? por supuesto...de mal aguero? no soy superticiosa pero que casualidad...verla justo antes de atreverme a embarcarme en una nueva experiencia sin tener ni idea si va a salir bien o mal...

La Patillosa, como la llamábamos y seguimos llamando mi hermana SunSun y yo, fue nuestra profesora de catequesis para la confirmación durante dos insoportables años...mas largos que el calvario de Cristo y por los que pasamos no precisamente voluntariamente..
Evidentemente el mote responde a algo obvio... tenia unas patillas como las de Manolo Escobar en sus pelis de los sesenta y una cabellera con una mata que le salia en forma de coleta monjil de un grosor del tamaño de un puño, es decir, si, era belluda...muy belluda y con cuerpo de pera, además de con el cráneo medio aplastado (luego, en la carrera, estudiando los homos, me acordé también de ella..). La Patillosa logró que odiara a toda la Iglesia junta y a Joan Manuel Serrat especialmente, puesto que durante dos o tres o cuatro horas...no lo se, porque era tal el suplicio que se me hacia eterno...nos ponía en loro una cinta de cassette del Serrat vuelta y vuelta, la misma siempre, horas y horas, interpretando poemas de Antonio Machado. Y yo me pregunto ahora...¿eso que narices tenia que ver para la catequesis? ¿no me podría alguien haber ahorrado las dos cosas, tanto a la patillosa -que era  mas sosa que el hábito de un monje- como a Serrat en maratón?.

Evidentemente, el primer año fue un suplicio, pero es que el segundo llegó un momento en que Sunsun y yo no podíamos más y aquí, en este tramo de la pelicula es cuando aparece Sor Elvira. Nosotras, en nuestra preadolescencia, cuando para entonces empezamos a montarnos nuestra gran impostura (que tengo que decir, que fue perfecta siempre, mi hermana pequeña ha sido una aficionada..), solo teníamos ganas de estar por la calle, fumar para parecer mayores e ir a ver a los chicos del colegio de un poco mas allá, donde todos coincidiamos en el parque de al lado. Ahí se fraguaban los primeros besos...
Así que como lógicamente la sota de bastos era manejable y tenía menos autoridad que un enano amenazando con un sacacorchos, y además no era monja, empezamos a hacer pirolillas...ambas dos y algunas mas de la clase de catequesis. Sor Elvira aparece en el escenario y empieza a amenazarnos con...si señores, ahi va el talento de una religiosa.... con no confirmarnos!!!! joder!!! como nos puede salir mas redondo!!! ahora si que no vamos más, que fácil!!!.
Hasta que las amenazas tomaron otro derrotero..... voy a decirselo a vuestros padres. Cabrona.

Vuelta a clase... evidentemente poco tengo que decir de aquella mujer, salvo que estaba amargada y no era un ejemplo en cualquier caso, para nada, mas que para dar cazos, soltar indirectas vejatorias y amenazar. Pero mi verdadera decepción eclesiástica fue cuando una compañera de clase de catequesis se quedó embarazada con 14 años y sus padres no le dejaron abortar. Evidentemente, este suceso fue un shock para todas. Ella no volvió mas a la catequesis...
La patillosa seguia poniéndonos a Serrat....un mutismo mas raro del habitual se apoderó aun más de esas clases y todas acudiamos a sencillamente...sentarnos y pensar porque Beatriz no volvió a clase o a vernos, aunque estuviese embarazada.
Sunsun y yo queríamos sustituir las clases de catequesis por clases particulares de inglés. Fue siempre un no rotundo...

Todo esto me paso por la cabeza el dia que volví a ver a la patillosa. Me fuí a Gales y aprendí inglés. Pero un escalofrío sigue recorriendome el espinazo cada vez que la recuerdo...
 

Copyright 2010 Historias de Naúfragos y Naufragios.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.