martes, 13 de diciembre de 2011

Lo prometido es deuda, a petición de Pseudosocióloga voy a contar un poquito de mi pasado rockero y como nació en mi el gusto por la música, del que todos mis seguidores saben que tengo una especial debilidad.
Esto es quitarme mucho el pasa montañas pero bueno....confio que la información se quede en mis lectores.

Empiezo por decir, que todo sería más fácil de entender, si pudiera hacer una retrospectiva rápida sobre mi infancia y adolescencia, y sobre el ambiente personal y circunstancial de mi entorno familiar; haré lo que pueda,  pero tendréis que hacer un esfuerzo por imaginar hacia el pasado y no hacia el futuro (es un poco necesario en este caso...).
Tengo un hermano mayor (que ronda ahora los 39 años) al que voy a llamar Milagro.
En la época en la que Milagro era pre-adolescente y durante su adolescencia entró la música en mi familia de su mano, en un lugar en el que todos (el resto, 4 hermanos más) eramos más pequeños y la "dictadura" familiar podría haber sido valor inspiratorio para la elaboración de una de las Leyes Fundamentales de la época histórica que España acababa de abandonar...
Todo estaba prohibido; y lo que nos quedaba....
Todo eran órdenes, reglas y castigos: esto es así porque yo lo digo, punto. Obedece, punto. No hables, punto. No hagas ruido, punto. No hagas eso, punto. Come, punto. No, punto.
Cualquier iniciativa individual (de casi cualquier tipo) era reprimida y en el mejor de los casos acotada o limitada; conseguir algo = un si, era una lucha encarnizada (aun recuerdo batallas memorables...como cuando conseguí ir (una sola vez) a un campamento de verano mixto; o la de comprarme mi chupa de cuero -con el dinero ahorrado de mi mísera paga, por supuesto-, para entonces prenda vista como la macarrada más grande del mundo en mi familia y en todas las familias, sólo la llevaban los heavys, los punks y los rockers...).
Sin embargo no pienso juzgar a mis padres, ni a ningún solo padre sobre la faz de esta tierra. Por lo que he visto en silencio...y a gritos..., debe ser uno de los trabajos más duros. Otros tiempos, otras maneras. Problemas. Pasado. Paso.
Ahora no son ni la sombra de lo que fueron.

Divago....como dirían mis divas ;)
Cuento esto para contextualizar en qué empleábamos SunSun y yo el poco tiempo de ocio que se nos permitia tener, hasta que tuvimos edad para que se nos dejara quedar con amigas. Jugar entre nosotras y leer. Así lo hicimos.....y tengo que decir que era algo que me encantaba de verdad...leer y leer.... luego inventábamos historias y escribíamos mini obras de teatro (esto ya lo conté en otra entrada) y luego las interpretábamos (pobre Crudins...lo que sufrió).
¿¿Música?? Bueno, teníamos un cassette de Enrique y Ana y si, no se como, después, llegó hasta nosotras la banda sonora de Grease (película que si habíamos visto por la tele) y aquello fue un no parar de inventar festivales particulares de bailes, coreografías e interpretaciones por los pasillos de casa cuando no estaba mi padre. No nos gustaba la peli en concreto, la verdad, más los bailes y la música. Primer conato de descarrilamiento....jejeje.
Pero llegó Milagro para coger su loro, poner un poster tamaño fábrica de Gabinete Caligari en la pared, en la que salían ellos en las vías de un tren, y poner una cinta de cassette nueva en casa.....ohhhhhhhhhhhh locura ¡¡¡¡siiii!!!! la voz del tipo de la cassette era la de un tío americano que estaba muerto y se llamaba Buddy Holly, y tocaba una cosa que se llamaba....Rock and Roll. Si, rock and roll suave (para mi gusto), pero rock and roll. Ese fue el descubrimiento y el tirar de un ovillo que me llevó a una pasión a la que debí poner más limites.....


Milagro empezó a escuchar grupos españoles y americanos de rock and roll (éstos, si es verdad, sempiternos...., pero mi hermano ya hacía bastante con hacerse con ellos en aquella época).
Eran los finales de los ochenta - primera mitad de los noventa....., empezaba a escuchar una canción que se llamaba "Mediterraneo", otra que se llamaba "Rock and Roll Star" etc.... SunSun y yo, agazapadas y siempre espiándolo, escuchábamos su música, nos parecía genial...... nos parecía mundial....... subliminal....... nuestro descubrimiento.

A Milagro el rock and roll le duró la adolescencia, pero él me lo descubrió. Si me hubiera descubierto el punk, hubiera empezado por el punk....quien sabe las vueltas que da una llave.
Pocos años después mi hermano se fue interno a un colegio de La Ciudad del Viento (ciudad en la que nunca encajó y de la que sigue sin ser amigo) desde nuestra ciudad, La Ciudad de la Niebla. Ese fue el año en que mi hermano voló del nido.... y ya no volvió a vivir con nosotros más que a cortas temporadas, puesto que él si pudo estudiar su media carrera universitaria fuera de La Ciudad del Viento (como mi hermana menor).

Tocaba el turno de Petrus (sólo dos años mayor que yo), SunSun y el mio....tocaba nuestra pre-adolescencia y adolescencia.....nuestros peores años, y ya recién aterrizados en la Ciudad del Viento. Quien arrastró a quien es lo menos relevante....ambas arrastramos a mi hermano al lado oscuro, pero el se salió antes (como mi hermano Milagro, el rock and roll le duró la adolescencia), para nosotras fue más allá.
Después de los primeros tanteos con la calle (teniendo las restricciones que teníamos, toque de queda incluido), averiguamos donde se mascaba el rock and roll en la ciudad = nos hicimos con el nombre y dirección del BAR rockero puntero de la época.
Allá que nos fuimos con un par, SunSun y yo, un sábado, a pesar que que nos advirtieron que poco menos te abrían en canal con una navaja nada más entrar (no, nos dio miedo). Dos chavalas de 16 años...con ganas....¿de qué? de todo....y nada bueno.
La mayoría nos hizo una acogida sorpresiva.....y si....la media de edad de los habituales era muuuucho mayor que la recomendable para la nuestra. La gente más joven fue la que nos las hizo pasar putas para "entrar", normal suponía....el que algo quiere algo le cuesta...
Después del primer tanteo, decidimos acudir otra vez...al BAR y a otro bar donde pinchaban rock and roll, en una zona de marcha de La Ciudad del Viento (para entonces, la más peligrosa, decían...).
A partir de ahí todos los fines de semana, religiosamente rockandroll-eabamos y rockanroll-eamos durante casi una década.
Afición, baile, amor, pasión, diversión y locura. Lo vivimos todo....lo bailamos todo...lo bebimos todo....lo disfrutamos todo....y lo sufrimos todo = todo lo que se sufre integrándose en un grupo que no deja de ser sectario, elitista, muy agresivo, competitivo (yo se más de música, yo tengo más discos, yo soy más idiota, yo tengo la mejor moto, yo llevo ropa original de la época, etc...etc...etc...) y muy machista (en este caso); cualquier afición sobrevalorada puede ser enfermiza.
Conocí a muchisima gente aficionada a la música de la que aprendí muchisimo, tanto del ambiente rockero como de otros ambientes. El mundo de la noche, admito que hacía mucho más fáciles las cosas.
Ayyyy adolescencia.......cuanto he aprendido de ti.

Me gusta la música desde que recuerdo haber escuchado música.
Me gusta leer desde que recuerdo haber aprendido a leer.
Me gusta comer desde que me amorré a la teta de mi madre.
Me gusta viajar desde que alguien me ayudó a saber hacerlo...
Etc.....

Probé cosas que me gustaron, y no continué; porque el camino era corto, me gustan los largos...

Del mundo sectario rocker me desvinculé cuando tuve un desencuentro amoroso que me dejó tocada. El tener que recuperarme hizo que apareciera menos por lo que se llama "la escena", sin abandonarla aunque con ganas ya (estaba del machismo hasta los cogones, hablando mal), y opté por nuevas vías de entretenimiento alternativas en el que nunca puede faltar mi segundo (a veces, primero) hogar = el bar.
Dejé mi antiguo hogar-bar rocker y me busqué poco a poco otro en el que me sintiera bien. La búsqueda (que duro unos años) me hizo conocer muchos otros bares de La Ciudad del Viento, el camino fue grato, para qué negarlo. Me gustan los bares, me han gustado siempre.
Con los años fui desvinculándome cada vez más. Ya no encajaba en aquellos lugares rockers...ni con la gente, ni con las actitudes, ni con sus ideas, ni con sus modos de vida machistas en hombres y mujeres (que en todas las ocasiones me resultaban incongruentes y repugnantes).

La música seguía haciendome vibrar, y sigue, hoy por hoy, emocionándome como cuando la descubrí. Por otro lado, gracias a mi desvinculación, aprendí de otros géneros y descubrí a otras voces.
Me gusta toda la buena música, toda, aunque mis gustos anden más por esa vena rockera mía de la que jamás renegaré.
A veces pienso que....en mi, hay cosas que se asientan cuando se sienten agustito dentro, y se consolidan en el sentido más beneficioso de la palabra. La música me ha proporcionado mucho, y sigue haciendome sentir bien; es mecánico, automático.
Jamás la desecharía de mi vida.
Porque además hay algo muy bueno de la música....y es que es un mundo tan enorme en el que caben tantos artistas y tantas maneras.... siempre hay algo que te hace vibrar de nuevo, algo que te despierta o altera los sentidos. Un lugar donde la ignorancia (nadie es un experto en toda la Música), es un lujo donde siempre hay algo que descubrir.
Que sea así siempre...

Rock and Roll will never die

----------------------------------------------------------------------------------------------

Se me ha olvidado algún apunte que añado ahora....

Cuando llegué al instituto tuve claro que cualquier oportunidad que me dieran para estudiar música la aprovecharia.
Como milagro caido del cielo, en mi instituto (supongo que igual que en el resto por aquella época), cuando llegabas a 2º de Bup, había unas asignaturas que se llamaban Eatp (Asignaturas de Actividades Técnico Profesionales) que eran de elección por parte de los alumnos entre un elenco de varias (luego creo que eliminaron esta iniciativa con la Loe...con mal criterio..; recuerdo que había Botánica y teníamos un huerto la mar de majo en el que los alumnos aprendian jardinería). Supongo que eran unas asignaturas que servían para ayudar al alumno a orientarse sobre por donde tirar....si para una carrera universitaria o hacia la Formación Profesional.
Escogí música sin dudarlo....ahi me enseñaron a tocar de forma básica la batería, y recuerdo haber hecho mi primer trabajo sobre historia de la música (tema libre, escogí el jazz....¿porqué? porque sentía curiosidad y quería saber más y no tenía a mano nadie que pudiera informarme y lo poco que había oido, musicalmente hablando, me había gustado), me pusieron un 10 (tomaaaa ya!!!).

Sigo pensando que ojalá de pequeña, me hubieran dado la oportunidad de descubrir, indagar y dejar salir a flote mis inquietudes (tenía siempre un montón); dejar que las explotara.....

-----------------------------------------------------------------------------------------------

Otro apunte: no he llamado a mi hermano mayor Milagro porque fuera un milagro para mí que me descubriera el rock and roll. Lo he llamado así por razones totalmente ajenas a la música, de tipo personal.
Ante la evidente relación que se puede uno hacer tras leer esta entrada, he querido aclararlo.

13 comentarios:

papacangrejo dijo...

Y todo por un Milagro ;)

No dijo...

Si, papacangrejo, y todo por un milagro...;)

Di Vagando rocks dijo...

Dear NO, como sabes, a mi también me enganchó el R&R en la época de la uni. Visité algunos de los bares q comentas, pero nunca pertenecí a la tribu: no veía la relación entre q te guste una música y vestir todos iguales, pero debo ser la rara. En mi epoca, la gente se uniformaba y ahi tenías los heavis, los rockers, los punkies, los borrokas. Te he oído comenatr lo del machismo y no lo acabo de entender, por qué el q te guste una música está asociado a una actitud política y social? Podría entenderlo d ela música ocn tal contenido (canción protesta) pero el R&R? Es pq estan anclados en los 50s? Yo se puede decir q conocí bien a un rockero, el de la radio, y era feminista.

Al final la adoelscencia, lso anios en los q viviste esto, tienen como principal tarea la búsqueda d eidentidad, y el grupo es muy poderoso. Yo no me identifiqué con ninguno, pero todo tiene su precio. A veces, no pertenecer a nadie tb te da momentos de bajón. No s epuede tener todo.

Muxus y nos vemos... este finde!

di

No dijo...

Hola Di!!

Bueno, la relación entre que te guste la música y reunirte con los que les gusta lo mismo que a ti, es muy lógica; unido va, que cada tribu urbana lleve su estética, que a ti como vividora de la música que te gusta y bailas, la lleves con ilusión (sobretodo en tiempos mozos). No se si uno es raro o no por eso, no lo creo.

El pertenecer a un grupo es una chorrada (de hecho, normalmente dentro de los grupos la gente se descuartiza entre ellos mismos..) de la que se suelen tener beneficios relativos.

El machismo es muy imperante en el mundo del rock and roll, ¿porqué? porque se ancla en un pasado y todavia presente machista (en algunos círculos, éste especialmente), porque el nivel educativo general es bajo, pero sobretodo, porque es un mundo de hombres con un muy bajo porcentaje de mujeres.
Hombres acostumbrados a hombres.
Recuerdo una vez cierto camarero en un de los vacuos lugares, que se arrancó un día a las dos parejas que estabamos apostadas en la barra del bar, a invitarnos a un chupito. Eramos 3 hombres (incluyéndolo a él) y 2 mujeres. Sacó directamente y sin pensárselo 3 vasos de chupito. La armé...se enfadaron los tres conmigo. Es un ejemplo del más estúpido que se me ocurre....pero bastante ejemplificador.
Tu amigo me cae ahora aún mejor si cabe ;) y en todos los lugares hay excepciones. Uno de mis amigos de entonces era un chaval super ateo de izquierdas, cuando lo común en el ambiente solía ser lo contrario...

Aún hoy por hoy Di, sigo sin poder contestarme a la pregunta que tu me planteas y que yo tantas y tantas veces me hize y me sigo haciendo. ¿Porqué el gusto por una música tiene que ir relacionado con una actitud politica y social? Cuando me adentré en ese mundo me desilusiono un poco eso, si te soy sincera (he visto auténticas animaladas..).
Supongo que algo tiene que ver la juventud; y las ganas de cambiar cosas en unos...y las ganas de partir caras sin más, en otros.

Siiii nos vemos casi que ya!!!
Besis

No dijo...

Ayyy que creo que me he expresado mal...con lo que "no se si uno es raro o no por eso...no creo".

Quería decir que tan normal veo que la gente con intereses comunes se junte para disfrutarlos a la vez (y tengo que decir que el rock and roll nunca estuvo de moda y siempre fue una tribu minoritaria), con uniforme o sin él; como que no lo haga, y opte por alimentar su gusto de otra manera.

Sobre si hay o no razones circusntanciales comunes que suelan llevar a segun que adolescentes a unirse a un grupo porque se sienten solos o vacios o no saben quienes son y necesitan sentir que pertenecen a "algo", es un tema que no discutiría jamás, porque algo de eso hay en muchos chavales/as.

Bajo mi experiencia personal, a mi lo único que me movió a ir hasta ellos y unirme a ese grupo fue mi gusto por la música y mi ingenua curiosidad por ella, en ningun caso otros motivos (tenía hermanos de sobra para divertirme y amigos de sobra en el instituto -con problemas de lo más sórdidos-).

Coincidencias, siempre aparte.

Besis

No dijo...

He añadido este apunte a la entrada pero lo pongo aqui también como comentario para la gente que ya ha leido la entrada, y solo va a seguir los comentarios: no he llamado a mi hermano mayor Milagro porque fuera un milagro para mí que me descubriera el rock and roll. Lo he llamado así por razones totalmente ajenas a la música, de tipo personal.

Ante la evidente relación que se puede uno hacer tras leer esta entrada, he querido aclararlo.

(Pero Papacangrejo...me ha hecho gracia ;)
Besis

l'hel·lènic dijo...

Mientras leía el post he sufrido un regresión a mi adolescencia, cuando me dejé el pelo largo y algo contestatario. Mis padres nunca vieron bien este cambio, pero lo aceptaron como algo normal a la edad; lo que ignoraban, incluso yo, es que el cambio me duró una década. Me sorprende que escogieras la bateria como instrumento musical, lo máximo que vi yo en una chica, fue tocar el bajo.
Rock and Roll will never die!

No dijo...

Bueno, espero que hayan sido buenos recuerdos l´hel-lenic ;). Mis padres mis pintas las aceptaron como la llegada del anticristo jajajaja, al igual que la música. Pero me mantuve en mis 13...

No escogí la batería, es que en el instituto había ese instrumento, sin más ;)
No podíamos elegir los intrumentos, no habían demasiados... Seguramente si hubiera podido elegir, habría sido la guitarra.
Y he de decir que además fue una profesora la que me enseñó la batería -una mujer de cuarenta y muchos super cañera- (impresionante para la época).
La recuerdo como muy buena profesora, aprendí un montón.

Un saludo!

Anónimo dijo...

Kezka???
ecdlc emperezando a poner el nombre ahora que ya habia salido

No dijo...

jjajaja Lo siento Ecdlc...pero no voy a decir nombres, ni de personas ni de bares (además...¿qué importancia tiene a estas alturas?) y no hagas corrillos, que es como si te estuviera leyendo el pensamiento (relee el primer párrafo del post, please).
La Ciudad del Viento es demasiado pequeña...y como se suele decir: "se dicen los pecados pero no los pecadores".
Además Txelos....no preguntes, que tu nunca contestas!!! ;)

HombreRevenido dijo...

Vaya historia musical. Casi he podido escuchar la melodía.

Mirando hacia atrás es sencillo unir los puntos y encontrarse con lo que uno es ahora mismo. Me gusta esa forma de asumir los aciertos y los errores, la fortuna y la mala suerte... al final todo eso nos define.

Patito dijo...

La música es mi amiga desde niña porque mi papá toca la guitarra y canta, mis tías cantan, mi abuelo cantaba, mi abuela era fanática de bailar charlestón y lo hacía muy bonito. Ahora mi hermana tiene una banda y canta muy bien, mi hermano menor también tiene una banda pero lo suyo es el rock pesado que a mi no me gusta tanto. Mi hijo canta muy bonito, toca la flauta dulce y lee pentagrama, NN es melómano por lo que la música me acompaña siempre, lo malo es que si yo cantó desentono en todo y bueno que se le va hacer. ¿Tu que tal cantas?

No dijo...

HombreRevenido, no queda otra en la vida que asumir aciertos y errores, así nos hacemos grandes..;)

Patito....yo solo canto bien en mi casa con música atronadora de fondo y en conciertos... juausjuajas
Eso si... cuando canto le pongo mucha pasión.
¡¡que suerte de familia musical!! ;)

¡¡Besis a los dos!!

Publicar un comentario

 

Copyright 2010 Historias de Naúfragos y Naufragios.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.